Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Superliga Femenina 2

Las princesas del Heidelberg

El equipo colegial ha pasado en tres años de jugar la liga regional a completar una primera vuelta liguera invicto, ser subcampeón de Copa y soñar con el ascenso a la Liga Iberdrola

Las integrantes de la plantilla del CV Heidelberg Volkswagen posan orgullosas con el trofeo de subcampeonas de la Copa Princesa en su pabellón, ubicado en Barranco Seco. | | JUAN CASTRO

Esta es una de las historias que bien merece un documental por parte de alguna de las superproductoras audiovisuales que inundan nuestros hogares actualmente. Las jugadoras del Colegio Heidelberg están escribiendo su epopeya particular dentro del voleibol nacional. Un proyecto que nació hace tres años y medio –la sección de voleibol arrancó en 2011–para competir en la liga regional y que tras escalar meteóricamente hasta la Superliga Femenina 2 año a año, ya luce un trofeo de subcampeón de la Copa de la Princesa en sus vitrinas... y lo que queda por llegar, con el objetivo de ascender a la Liga Iberdrola en el imaginario colectivo.

De la liga regional a comandar con puño de hierro el Grupo B la segunda cateogría del volley nacional. Nadie ha podido toserle a este equipo en la primera vuelta y suma partidos disputados por triunfos. Once zarpazos a sus rivales, que tan solo han podido rascarle dos puntos en los 35 sets disputados hasta la fecha. Uno el CAEP Soria y otro el que a partir de ahora es su máximo rival a batir, el filial del CV CCO 7 Palmas.

«Vamos a ir con precaución en la segunda vuelta, pero confiamos mucho en nuestro nivel»

Lola Hernández - Capitana y central

decoration

Porque ahora, el máximo referente del voleibol nacional en categoría femenina, el conjunto dirigido por Marcos Dreyer, le arrebató la final de la Copa Princesa disputada en el Centro Insular de Deportes tras imponerse a las colegiales por 3-0. Un triunfo que puede tener un asterisco.

Al igual que ocurriera en la jornada 5 liguera, cuando el Heidelberg se impuso por 3-1 a las Olímpicas, la dirección deportiva del conjunto amarillo decidió incluir a tres jugadoras que no solo forman parte del primer equipo, sino que son internacionales con la selección española. Estas son Ariadna Priante, Lucía Varela y Raquel Montoro. Unos refuerzos de lujo para intentar contrarrestar el poderío de las colegiales.

«Para mis padres es un orgullo vernos como hemos ido evolucionando estos años»

decoration

Para Rosa Reinoso, la jugadora más destacada de las filas del Heidelberg e incluida en el equipo ideal de la Copa Princesa esta decisión tiene una doble lectura. «Si lo hicieron es porque nos temen, ¿no?», indicó la argentina, que si a la vez ve el lado positivo por el orgullo que siente de su equipo, también manda un mensaje con cierta queja: «Creo que no ayuda para jugar en igualdad de condiciones y que también frena la progresión de otras jugadoras que tienen ellas en su equipo», remarcó.

Rosa, fichada del Volei Grau Castelló, es uno de los ejemplos de la apuesta que está llevando a cabo el equipo de Barranco Seco para elevar el nombre del Heidelberg a lo más alto de la competición nacional. El plan de la dirección deportiva, comandada por Luis Miguel Peláez, más conocido como Mimi, pasa por captar a algunas jugadoras que eleven el nivel y mantener la base de jugadoras ligadas al centro académico.

«Hemos sabido superar la diferencia de edad que hay en el grupo con mucha facilidad»

Rosa Reinoso - Receptora

decoration

De esta forma, las catorce jugadoras que forman el actual equipo, cinco son senior y las otras nueve están en edad juvenil y juniors, además de que cinco jugadoras han sido criadas en el colegio y ocho son grancanarias entre la lista formada por: Lola Hernández, Mercedes Domínguez, Asly Antivero, Miranda Jiménez, Julia Bonet, María Cañas, Paula Verardo, Paula Pérez, Rosa Reinoso, Claudia Giménez, Vega López, Lola de la Torre, Vicky Peter y Adriana Moya; dirigidas por Santi Guerra como primer entrenador y Alejandro Mena como segundo.

Entre este grupo, la capitanía del equipo le ha recaído a Lola Hernández por ser el ejemplo de lo que significa este Heidelberg.

«Cambiaba el premio de estar en el equipo ideal de la Copa Princesa por ganar el título»

decoration

Con su semptierna sonrisa, la líder del vestuario cuenta cómo empezó «de pequeña» en la cancha. «Nos apuntamos Mercedes Domínguez, María Cañas y Paula Pérez cuando teníamos 10 años como una actividad extraescolar y nadie iba a pensar que ocho años después íbamos a estar peleando por meternos en la élite nacional», indica la ahora estudiante de Administración y Dirección de Empesas en la ULPGC.

Además de ser ejemplar sobra la cancha, también lo es en el apartado académico. «Los estudios van bien, estoy acostumbrada a compaginarlo con el deporte y los viajes. El colegio nos preparó para estas circunstancias», añade la capitana como muestra del plan que quiere llevar a cabo el Heidelberg para que sus alumnos cumplan esa máxima de Mens sana in corpore sano.

Proyecto de club

En el Heidelberg existe un decálogo de valores que rigen el devenir de la sección deportiva con Mimi Peláez encargado de coordinar las tres vertebras formadas junto al baloncesto, el fútbol y en especial del voleibol. «Hay más de 250 deportitas enrolados en los 33 equipos que tenemos, y tan solo el 20% proceden de los límites exteriores del colegio», expresa el director deportivo.

«Vamos partido a partido, el reto es ascender pero tampoco nos lo han marcado como obligado»

Asly Antivero - Opuesto

decoration

Si bien son capaces de fichar a jugadoras para mejorar la competitividad, el Heidelberg no quiere «tomar atajos» para conseguir la victoria. «Nos han ofrecido jugadoras que elevarían el nivel del club y las hemos rechazado por mantener el equilibrio que existe actualmente», resalta Peláez.

A la que sí le echaron el lazo fue a Asly Antivero, una de sus jugadoras más destacadas dentro de la plantilla y que tuvo que enfrentarse en la final de la Copa Princesa a su ex equipo, el 7 Palmas, con el que le dio «cierta cosa», porque la forjaron con menos edad, pero al que le tiene «un gran cariño».

«En el vestuario hay muy buen ambiente, Claudia es la jefa de la música, nos encanta Alfa»

Asly Antivero - Opuesto

decoration

Tal y como relata la opuesto colegial: «Contactaron conmigo para que diera cierta experiencia al equipo, aquí siempre me he sentido querida desde el primer momento e intento devolver toda esa confianza cada día».

Ahora, por delante tienen otros once partidos de la segunda vuelta de la liga para entrar en la fase de ascenso y su entrenador, Santiago Guerra avisa de la peligrosisad que van a tener por delante. «Ya no somos la sorpresa, ahora van a venir a mordernos». La historia continúa hasta abril...

Compartir el artículo

stats