Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

Maya Caldwell sola no puede contra todo un Casademont (SPAR 72-74 Zaragoza)

La escolta estadounidense anota 32 puntos pero no evita la undécima derrota liguera del cuadro insular

15

Spar Gran Canaria 72-74 Zaragoza José Carlos Guerra

 No consigue dejar atrás sus emergencias el SPAR Gran Canaria. El conjunto insular sumó su undécima derrota liguera tras caer por 72-74 ante el Casademont Zaragoza a pesar de que Maya Caldwell firmara una de las mejores actuaciones jamás vividas en La Paterna, con 32 puntos en su haber. Continúan así penúltimos clasificados, con la urgencia de acumular triunfos para escapar de la zona de descenso.

Un triplazo de la internacional Vega Gimeno en los últimos segundos dio prácticamente el triunfo al conjunto aragonés, que acumula así su quinto triunfo consecutivo y sigue al alza, cuarto con once triunfos en su casillero. Sierra Calhoun, con 20 puntos, y Merrit Hempe, con 18, contribuyeron a contrarrestar la exhibición de Caldwell, además de los 15 puntos y 15 rebotes de Sika Koné.

Si uno de los puntos fuertes del equipo amarillo reside en su juego interior con la pareja Sika Koné-Lydia Giomi, la líder y la cuarta mejor reboteadora de la liga, ante el conjunto maño en los primeros compases de juego fue el lunar con el que tuvo que combatir. Entre Merritt Hempe, Aminata Sangare y Sierra Calhoum estaban dominando la pintura a su antojo ante la pasividad insular.

Huérfano de las indicaciones de José Carlos Ramos el SPAR, otro más que se suma a la larga lista de contagios en el club de La Paterna, cogió la batuta Toni Viera. El joven entrenador quería meter en vereda a las suyas para que subieran la intensidad defensiva necesaria para no entregar el partido desde el comienzo. La cuestión moral ante un conjunto en racha iba a ser clave para poder tener opciones de sacar un rédito positivo 26 días después sin que pudieran competir las amarillas, castigadas por el covid.

De esta forma, el equipo se entregó al talento de Maya Caldwell. La estadounidense, que peca muchas veces de hacer la guerra por su cuenta, tiró del carro entre los instantes finales del primer cuarto y el inicio del segundo para ponerse con 9 puntos al descanso. Del 16-22 con el que finalizó el primer cuarto, se pasó a un apretado 31-32 tras 20 minutos disputados.

El Casademont gozó durante gran parte de esta primera parte de una renta de ocho puntos. No conseguía traspasar la barrera psicológica de la decena y tuvo que asumir un parcial 7-0 en contra en los dos últimos minutos con el que ver cómo el antepenúltimo clasificado de la Liga Endesa comenzaba a ponerle en aprietos a un equipo que llegaba a la Isla con cuatro victorias consecutivas.

El físico, a la palestra

Castigados ambos equipos con una rotación corta, el conjunto local por cuestión de falta de efectivos por la incesante fuga de jugadoras durante la temporada, y el visitante por las lesiones de María Bettencourt y Ana Calvo. Sin casi opciones fiables de sustituir a las titulares en las dos escuadras, el apartado físico iba a ser determinante en la segunda mitad.

Tardó 24 minutos y medio en ponerse por delante en el marcador el conjunto insular. Además, con mayor logro pues arrancó el tercer cuarto con cinco puntos en contra en apenas segundos en dos jugadas tontas, pero que cayeron como un bofetón en la cara amarilla con el que espabilar y reaccionar con un parcial 8-0 para poner el 39-37 en el luminoso de La Paterna.

Entregó las llaves Viera a Maya Caldwell y de qué manera le respondió la de Charlotte. Una canasta tras otra, no había quién pudiera parar a la escolta del SPAR. 10 puntos en el tercer cuarto y 13 más en el último para un total de 32 en su haber. Mantuvo siempre a su equipo en liza hasta que tuvo que ver el final del encuentro desde la banqueta al sumar cinco faltas.

Junto a Maya, también cayeron eliminadas Lydia Giomi, que no tuvo su mejor día, al igual que Valery Nesbitt. Con este trío fundamental para el equipo amarillo sin poder jugar, los instantes finales se afrontó con la debutante Justina Kraujinaute llevando la manija del equipo, sin dejar claro todavía cuáles son sus cualidades.

Se llegó a un final emocionante, de los que son costumbre esta temporada en La Paterna, gracias al coraje del SPAR. Si a cuatro minutos del final iban diez abajo (57-67), con cierta confusión en el tanteador del pabellón, tanto Nesbitt como Caldwell antes de ser eliminadas firmaron un parcial 8-0 sacando incluso de quicio a toda una campeona de la WNBA como Anna Cruz.

Finalmente, un triple de la internacional Vega Gimeno significó prácticamente el triunfo aragonés, pues en el intercambio de tiros libres con escasos segundos en el crono, a las amarillas no les dio para poder forzar una hipotética prórroga y se cerró el choque con el 72-74 sin que consiguiera lanzar un tiro a la desesperada Sika Koné con 3 segundos por jugar.

Compartir el artículo

stats