Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J.F. Fernández Director del Rafa Nadal Tour by Santander

«No somos un circuito más, sino con algo más»

J.F. Fernández, director del Rafa Nadal Tour by Santander. | La Provincia

Las pistas de El Cortijo Club de Campo acogen hoy la última jornada de la prueba grancanaria del Rafa Nadal Tour by Santander con la disputa de las semifinales, aplazadas ayer por la lluvia, y las finales. J.F. Fernández, director del circuito que auspicia el tenista balear, hace un balance muy positivo del debut del evento en Canarias.

¿Contento de la primera experiencia del Rafa Nadal Tour by Santander en Gran Canaria?

Sí ha sido muy buena. Estamos muy contentos de cómo ha ido esta nueva experiencia en Gran Canaria. Esperamos que sea la primera edición de muchas aquí. Destacar también la gran labor del equipo de El Cortijo Club de Campo, sus responsables se han volcado con nosotros. Todo ha sido muy fácil, sobre todo en aspectos que no se ven, pero que resultan muy importantes. Felicitar a todo su equipo.

Le ha sorprendido algo en especial, los jugadores locales, infraestructuras...

Me ha sorprendido de forma positiva el gran número de participantes canarios, que han sido casi 200. En cuanto al nivel, bueno hay de todo; pero en general es alto porque hasta las últimas rondas han llegado representantes locales.

¿Se ha pensado ampliar el radio de acción en Canarias con algún torneo en otras islas?

En principio, no. Este año hemos ampliado el calendario con un torneo más, el de Gran Canaria, pero intentamos llegar a más puntos del territorio nacional; intentamos que este Rafa Nadal Tour by Santander llegue a todos los sitios.

«Rafa es un gran ejemplo a la hora de transmitir los valores que intentamos potenciar en el circuito»

decoration

En 2022 se celebra ya la novena edición del Rafa Nadal Tour by Santander. ¿Cómo ha sido la evolución de este circuito a lo largo de los años hasta la consolidación del mismo?

Empezamos en 2014 con las categorías sub 13 y sub 15, y a partir de 2015 ya introducimos la sub 12 y sub 14, que son las categorías naturales. Poco a poco logramos ir creciendo en cuanto al número de torneos y a la participación. Hasta el día de hoy, en que podemos decir que somos el circuito de referencia a nivel nacional e incluso traspasando nuestras fronteras, pues el año pasado tomaron parte tenistas de 56 nacionalidades. Destacar que este año, sólo aquí en Gran Canaria, hemos tenido jugadores de unas 40 nacionalidades.

¿Cuál considera usted que es la clave para convertirse en referencia dentro del tenis en las categorías de formación?

Le dedicamos mucho tiempo a intentar que cada competición no sea solo un torneo más, sino que se convierta en una experiencia para los participantes. Está claro que no deja de ser una competición, pero también apostamos por fomentar el tenis base en cada lugar al que vamos. Aquí, donde se han reunido casi 200 jugadores locales, ha supuesto un aliciente, una vitamina, una inyección para que ellos sigan entrenando, trabajando, compitiendo y disfrutando.

Llevar la rúbrica de Rafa Nadal es un valor seguro.

Sí, está claro. Qué decir de Rafa que no se sepa de él. A partir de ahí, lo que intentamos es acercarnos el máximo a la gente, que pueda disfrutar del circuito y que podamos aportarle cositas. La gran diferencia que podemos destacar con respecto a otros circuitos es que no somos un circuito más, sino con algo más. De ahí el tema de los valores. No todos los jugadores se clasifican para el máster de Mallorca por el nivel tenístico, sino también por su actuación en el Torneo de Valores.

¿Qué grado de implicación tiene Rafa Nadal con el circuito?

Él se involucra en todas las cosas que llevan su nombre, bien sea en este circuito como en la Fundación o en la Academia. En todo lo que lleva su nombre pone ganas e ilusión para que funcionen de la mejor forma posible, preocupándose de que así sea.

La filosofía de este circuito, más allá del tenis, se asemeja mucho a lo que Rafa siempre transmite tanto dentro como fuera de la pista; por ejemplo, en cuanto al tema de valores.

Por eso intentamos ser más que un torneo, intentamos ser una experiencia; colaborar en la formación de los jóvenes no solo a nivel tenístico, sino en lo personal. Los valores, por ejemplo, no solo les van a servir para el tenis, sino para todo en la vida.

Con respecto a esto último, aunque en el caso del tenis se da menos, es importante intentar formar a los jugadores desde edades tempranas para que no se produzcan actitudes poco deportivas e irrespetuosas.

Está claro que en el mundo profesional vemos cosas que no son los mejores ejemplos para los niños y niñas, aunque cada vez se producen menos. Por eso, los jóvenes tienen que ver las diferentes cosas que les pueden ayudar a ser mejores, no solo tenistas sino personas. Por ejemplo, compites contra un oponente, pero al final este no deja de ser como tú. Rafa es un ejemplo también a la hora de transmitir estos valores. En partidos como la final del Abierto de Australia, por ejemplo, demostró que no hay que dar nada por perdido aunque empieces abajo en el marcador; lo que cuenta es como acaba el partido, no como empieza. Con el Torneo de Valores intentamos aportar esos pequeños granitos de arena que igual no te hacen ganar partidos, pero sí te ayudan a encarar de otra manera situaciones que se dan en los partidos; y eso sí les puede ayudar. El enfado no es bueno, porque le das pistas a tu rival de que estás descentrado e intenta aprovecharse de ello.

¿Qué le parece la exigencia máxima que, en algunos casos, se le impone a los jóvenes desde su entorno?

El tenis, como deporte individual, no es un esprint, es una carrera de larga distancia. Y hay que ir dando pasitos. No tienes que llegar a la meta el primer día, el primer año. Tienes que ir haciendo, trabajar mucho en todos los aspectos. No hay que tener prisa; los resultados tienen que llegar, pero si no llegan no pasa nada. Esto es una pirámide, en la base hay muchos pero cuando se alcanza lo más alto van quedando menos. Y de eso deben ser conscientes los padres, porque se trata de sus hijos. Deben saber que las cosas llegan poco a poco. Tantos padres como entrenadores quieren lo mejor para ellos, y su intención es ayudar, sin duda. Hay que tener claro que si pierdes un día no pasa nada, pierdes una batallita pero no la guerra, aunque no sea la mejor palabra en estos momentos con lo que sucede en Europa. Es lo mismo que si pierdes un punto; lo pierdes y te sabe mal, pero no te lamentes y céntrate porque tienes unos segundos para preparar el siguiente; y ese sí que vale, sino te vas a enganchar y cuando te das cuenta pierdes otro juego.

«Intentamos colaborar en la formación de los niños a nivel tenístico y también en lo personal»

decoration

Se están dando bastantes caso de problemas mentales en jóvenes deportistas por la presión que sienten. ¿Qué consejos se les puede dar a los jóvenes para que no lleguen a una situación así?

Lo que decía antes. Trabajar duro día a día, y no preocuparse por lo que vaya a pasar en un mes o en un año... Hay que trabajar con unos objetivos, pero sin prisas; al final las prisas no son buenas compañeras. Deben trabajar bien en un entorno estable y divertido, porque a estas edades el tenis y cualquier deporte no deja de ser un juego para los niños. Esto es una carrera de larga distancia y hay que ir pasito a pasito; aunque a veces se puedan dar dos pasos al mismo tiempo, hay que ir paso a paso, ir creciendo y generando victorias; las derrotas, las menos que se puedan, pero a veces también ayudan, aunque cueste de ver. Cuando pierdes resulta difícil, porque piensas que has perdido, pero también aprendes de ellas.

Además, este circuito tiene un carácter benéfico.

Efectivamente. Todos los beneficios que genera cada edición del circuito van destinados a la Fundación Rafa Nadal, para apoyar las diferentes acciones que lleva a cabo en el mundo.

Compartir el artículo

stats