Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marta Mangué: “Vuelvo al Rocasa con el objetivo de ganarlo todo”

La jugadora grancanaria regresa a casa 22 años después, cargada de títulos y convertida en la mejor jugadora de la historia del balonmano nacional, dispuesta a enarbolar la bandera del nuevo proyecto del Rocasa Gran Canaria 2022-2023

Marta Mangué se mostró visiblemente emocionada durante el acto de su presentación como jugadora del Rocasa Gran Canaria

Marta Mangué, máxima goleadora histórica de las Guerreras, desea poder transmitir a las jóvenes valores de la cantera teldense sus conocimientos y su experiencia adquirida en algunas de las Ligas más importantes del viejo continente.

¿Cómo se fraguó su regreso al Rocasa Gran Canaria?

Después de la situación actual que estamos viviendo en mi actual club – Marta Mangué juega en el Bourg De Perge Drôme Handball francés – ya que desconocemos si va a seguir compitiendo la próxima temporada, tomé junto a mi mujer la decisión de regresar a Gran Canaria. Echamos mucho de menos a mi familia y el calor de los amigos.

En esta decisión de volver han incidido mas los factores familiares que los deportivos, porque siento que puedo seguir jugando al máximo nivel y además tengo la ocasión de poder hacerlo en mi casa.

Cuanto más feliz sea en mi día a día, se reflejará todavía más en mi juego sobre la pista.

¿Cuál es su objetivo particular para la próxima temporada?

Deportivamente vengo con el objetivo de ganarlo todo. En todos los clubes en los que he estado viviendo el balonmano desde los seis años siempre ha sido mi vida y he luchado por ganar, mejorar y aportar lo máximo posible en cada club. Vengo aquí a por todas.

Después de jugar en tantos países diferentes – España, Dinamarca, Serbia y Francia - ¿Qué le ha aportado cada uno de esos países a su trayectoria como jugadora de balonmano?

He aprendido a ser competitiva, a ser profesional, todo lo que aquí en aquel momento no tenía, como por ejemplo la pasión del público por el balonmano. Son muchos detalles que me han ayudado a valorar nuestro deporte, convirtiendo el balonmano en mi vida.

En este recorrido he tenido la inmensa fortuna de poder crecer de la mano de distintos entrenadores, al tiempo que he podido conocer otras culturas y otros tipos de balonmano.

En estos momentos la Liga Guerreras Iberdrola no se encuentra entre las mejores de Europa, ni siquiera el campeón cuenta con una plaza en la Champions. ¿Qué tiene que cambiar para que las mejores jugadoras españolas que se encuentran jugando en el extranjero, recorran el mismo camino que usted y regresen a nuestro país?

Con la crisis muchas jugadoras se vieron obligadas en su momento a salir de España para seguir jugando a un buen nivel. En muchos casos ni siquiera estaban cotizando, porque la Liga no estaba profesionalizada.

Es cierto que en los últimos años esta situación está cambiando muchísimo. Se le ha dado la oportunidad a la cantera de ser el relevo de todas esas jugadoras españolas que se marcharon al extranjero a seguir con sus carreras profesionales. Esa oportunidad que han tenido las jóvenes ha sido muy bueno para el crecimiento del balonmano español.

¿En qué ha cambiado Marta Mangué en estas más de dos décadas alejada de su Isla?

En estos 22 años han cambiado muchas cosas. Soy madre, en mi futuro quiero ser entrenadora, cuento ya con el título nacional y quiero próximamente sacarme el título master coach.

En mi mente tengo otros proyectos que no tenía en aquel momento, cuando lo único que me preocupaba era jugar y divertirme.

Me encanta enseñar el balonmano, transmitir mis experiencias y esa madurez es la que precisamente te dan los años.

¿Podemos decir entonces que tenemos delante a una futura entrenadora del Rocasa Gran Canaria?

Eso es lo que me gustaría, vamos a ver si ser entrenadora se me da bien, porque tengo claro que no es lo mismo jugar que entrenar.

¿Ha mantenido el contacto con alguna de sus compañeras de su primera etapa en el Rocasa?

Por supuesto, son mis amigas. Esas jugadoras que en aquella época tenían diez años más que yo, son una de las razones por las que estoy encantada de volver. Van a poder verme jugar y vamos a poder fortalecer esa amistad sincera que siempre hemos tenido, porque ellas prácticamente me han criado.

Con quien se va a poder reunir la temporada que viene es con otra Guerrera de leyenda, como es Silvia Navarro, que está demostrando que con 41 años se puede seguir jugando en la Selección y compaginarlo con el Rocasa. ¿Tienes abierta la puerta a una posible convocatoria de las Guerreras?

No lo creo, aunque no por mí, porque me hubiera gustado seguir jugando con la Selección hasta el día de hoy. Creo que mi ausencia se ha debido a un cambio generacional y es una pena.

Quizás si no he podido volver como jugadora, mi futuro pueda ser el de ser la seleccionadora de las Guerreras.

Yo estoy abierta a todo y cualquier propuesta en ese sentido que me quieran hacer sería muy bienvenida, pero no es algo que dependa de mí.

¿Cómo ha visto la evolución desde pequeña de Sayna Mbengue con la que comparte ese lateral derecho y con la que tendrá la oportunidad de jugar la próxima temporada?

Recuerdo cuando estaba jugando en el Brest que ella ya despertaba interés y que incluso fue llamada por la Selección.

Es una jugadora que ha progresado mucho, aunque no ha tenido suerte con las lesiones. Es portentosa, con un gran futuro por delante, tanto para el Rocasa como para las Guerreras.

¿Qué consejo le puede dar a Sayna para que pueda cumplir ese deseo de regresar a las Guerreras y seguir creciendo profesionalmente?

Hay que estar como una moto físicamente, seguir trabajando y entrenando para esto. Tiene que entrenar más horas por su cuenta de las que ya entrena con el equipo, tiene que seguir mejorando y marcarse sus propios retos.

Al final se trata de sacrificarse por lo que quieres.

¿Qué va a aportar usted al Rocasa Gran Canaria en su regreso?

Creo que más allá de mi juego, puedo aportar mi experiencia a todas mis compañeras más jóvenes, siempre que ellas quieran aceptar mis consejos, porque vengo a ayudar.

¿Cómo ha visto la evolución del club en los últimos años?

Han tenido algunos altibajos, pero también han conseguido ganar muchos títulos. Se han convertido en un club que siempre quiere estar luchando por todos los títulos.

¿Un deseo para el futuro?

Poder terminar la temporada en el sentido de que me respeten las lesiones para que en mi regreso a casa pueda aportar toda mi ilusión para ayudar al equipo y a las compañeras.

¿Un saludo para su afición de siempre, que vuelve a ser la suya a partir de la próxima temporada?

Vuelvo a casa y lo hago con la intención de que consigamos llenar el Antonio Moreno todos los partidos.

Quiero darle las gracias a toda la afición por todo el cariño que me están brindando desde siempre.

Compartir el artículo

stats