Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amores y desamores del Rocasa con la Copa de la Reina

Siete títulos son los que lucen en las vitrinas de la entidad teldense, de los cuales dos los conquistó en un plazo de tres años. Desde entonces ha caído de forma consecutiva en cuartos, la última vez como organizador

El Rocasa celebrando su primer título de la Copa de la Reina

Amores y desamores del Rocasa con la Copa de la Reina. Dicen que la primera vez nunca se olvida. Es una máxima que se puede aplicar a todos los órdenes de la vida y que cobra cuerpo en el caso del Remudas que vio como el título logrado en aquella Copa de la Reina celebrado en Castellón un 22 de febrero de 2015, suponía un punto de inflexión en la trayectoria deportiva de las Guerreras de Telde, que abrían las puertas de sus vitrinas para alojar el primero de sus trofeos. El segundo título llegaría dos temporadas después. A partir de ahí se han sucedido cuatro ediciones del torneo del KO que se saldaron con una derrota inesperada en los cuartos de final.

Aquel equipo de leyenda que conquistaba Castellón contaba con Paco Santana en el banquillo y un siete inicial que todavía hoy se recita de carrerilla en el barrio de las Remudas - Silvia Navarro, María Luján, Melania Falcón, Almudena Rodríguez, Davinia López, Haridian Rodríguez y Tiddara Trojaola - que saltaban a la pista del pabellón Ciutat de Castelló ante la atenta mirada de 1.200 espectadores.

La igualdad era manifiesta entre el Rocasa y el todopoderoso Bera Bera, que cerraban el tiempo reglamentario con un 16 iguales que obligaba a jugar una prórroga en la que las teldenses sacaron a relucir su mejor juego para doblegar a las donostiarras (19-20), para entrar en la historia de la competición del KO.

No hubo que esperar demasiado para volver a ver al Rocasa levantar un nuevo título de la Copa de la Reina, aunque en esta ocasión sería Antonio Moreno el inquilino del banquillo teldense. La temporada anterior el Bera Bera se proclamaba campeón de la Copa, pero las amarillas se hacían con su primera EHF Challenge Cup, antes de llegar a la cita copera en el pabellón Municipal de O Porriño, disputando la final por segunda vez en su historia un 1 de mayo de 2017 ante el mismo rival, el Super Amara Bera Bera, ante 1.800 aficionados.

Una vez más saltaban chispas en el choque entre ambos, que se tenía que decidir nuevamente en la prórroga, donde una vez más las teldenses lograban alzarse vencedoras (26-27), con un equipo inicial de campanillas formado por Silvia Navarro, Tiddara Trojaola, María González, Almudena Rodríguez, Melania Falcón, Ana María Hamciuc y Lissandra Lusón.

La barrera insalvable de los cuartos

Dicen que las estadísticas están para romperlas y lo cierto es que desde ese último triunfo en la Copa de O Porriño, se ha invertido negativamente el idilio con el Torneo del KO, encadenando cuatro presencias en la Copa de la Reina en los que el equipo siempre ha sufrido el mismo desenlace fatal: ser eliminadas en los cuartos de final. En tres de esas ocasiones el verdugo de las teldenses se ha proclamado campeón y en la última de ellas, quizás la más dolorosa, las teldenses ejercían de anfitrionas.

Málaga acogía la Copa de 2018, a la que el Rocasa llegaba como vigente campeón, como uno de los grandes favoritos. La fortuna quiso emparejarlas con un debutante en la competición, como era el Mavi Gijón, que no solo daba la sorpresa eliminando a las teldenses en los cuartos de final (19-24), sino que a la postre se convertiría en el nuevo campeón.

Un año más la historia se repetía en la Copa de 2019 celebrada en el polideportivo Municipal Lasesarre de Baracaldo, donde las teldenses volverían a caer en los cuartos de final, pero en esta ocasión ante el Super Amara Bera Bera (25-23), que se cobraba la venganza de las dos finales perdidas y terminaba proclamándose campeón en la gran final ante el Valladolid (20-17).

Alhaurín de la Torre, en Málaga, albergó la edición de la Copa de la Reina el curso siguiente y por tercera vez consecutiva el Rocasa caía eliminado en los cuartos de final ante el anfitrión, el Costa del Sol Málaga (23-18), que a la postre se convertiría también en campeón.

Pero sin duda alguna, la eliminación más dura fue la del pasado año, siendo el Rocasa el anfitrión del torneo del KO, tras recoger el testigo de Bera Bera que renunció a organizar la Copa al no querer celebrar dicho evento ante las restricciones que impedían con motivo de la pandemia, que hubiese público en las gradas Telde recogía el testigo de manos de los donostiarras y el evento pasaba a organizarse en el Rita Hernández, donde contra todo pronóstico el equipo volvió a caer en los cuartos de final ante el Aula Valladolid (15-18), que sería finalmente subcampeón al caer en la final ante el Elche.

Nueva oportunidad en Donosti

Con un año de retraso tras su renuncia la temporada pasada, el pabellón de Illumbe acoge del 29 de abril al 1 de mayo la Copa de la Reina 2022, en un torneo en el que a las Guerreras de Robert Cuesta les ha tocado ir por la parte complicada del cuadro, teniéndose que medir en cuartos de final al Costa del Sol Málaga (Viernes 29, 15.00 horas) - que también será su rival en la final de la EHF European Cup -. En caso de lograr poner fin a su mal fario en los cuartos de final, las teldenses se verían las caras en semifinales con el ganador del Elche – Gijón.

El Rocasa viajará a San Sebastián con la intención de romper con esa barrera insalvable de los cuartos de final durante las cuatro últimas temporadas y poder reavivar su idilio con la Copa de la Reina, conquistando su tercer entorchado.

Compartir el artículo

stats