Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hockey hierba

Del horror de la guerra en Ucrania a jugar en el ‘Tabu’

La jugadora refugiada ucraniana, Veronika Horeva, debutará este fin de semana en el sector del Campeonato de España sub-16

Veronika Horeva (izq), junto a su abuela, su hermana y su tía antes de empezar a entrenar. | | UD Taburiente

Tras dos meses de conflicto entre Ucrania y Rusia siguen proliferando los casos de vidas destrozadas por el efecto de una guerra sin sentido. En este marco desolador destaca la situación de la jovencísima jugadora de hockey hierba, Veronika Horeva, que a sus 15 años se ha visto obligada a separarse de sus padres – siguen estando en peligro en su país –, dejando tras de sí un desolador panorama de guerra, muerte y bombardeos, en compañía de su abuela y de su hermana pequeña, con destino a Gran Canaria, donde reside su tía y donde va a tener la oportunidad de volver a jugar al hockey hierba, debutando este fin de semana en el Campeonato de España sub-16.

Su salida de Ucrania se producía a través del corredor azul por la frontera rusa. Su padre no pudo acompañarlas en su exilio, mientras que su madre decidió permanecer por voluntad propia en Ucrania ante la negativa del abuelo materno de Veronika, de abandonar su país a pesar de los riesgos de permanecer en él.

Una vez asentada en la Isla, Verónika, que comenzó a jugar al hockey hierba con cuatro años, comenzó a buscar a través de las redes un club en el que pudiera retomar su práctica deportiva, tras ser informada por su profesor de gimnasia, que en Gran Canaria había un club en el que podría al menos entrenar.

Instagram servía de puente de unión entre la jovencísima jugadora ucraniana y un jugador del equipo cadete del Taburiente, que la ponía en contacto con Eugenio Paulón, director deportivo del conjunto grancanario.

La reunión con Verónica, su tía y su abuela, no se hizo esperar. El directivo del Tabu se interesó primeramente por la situación personal tanto de la niña como de su familia, tras lo cual Veronika, manifestó su deseo de poder jugar al hockey hierba, recibiendo como respuesta la mano abierta de Paulón que le trasladó a la jovencísima jugadora ucraniana la intención de conseguirla «un palo, unas canilleras y sufragarle el coste de la gasolina, dado que su tía reside en Puerto Rico, para que la niña pueda venir a entrenar sin un coste para su familia».

La emoción de Veronika y de su familia ante la propuesta del Taburiente fue enorme, aunque ella desde el primer momento manifestó su intención de regresar a Ucrania desde que la situación en su país así lo permitiese.

Eugenio Paulón recalca que la única intención del Taburiente es «abrirle la puerta a dos niñas para que a través del deporte, del hockey y de nuestro club, puedan hacer lo que más les gusta», afirmando que a ambas «se les notaba que se morían de ganas por coger un palo». Desde el club entienden que es importante en estos momentos de necesidad «poder ayudarlas a evadir toda esa situación», recordando la fortuna que han tenido, porque «desgraciadamente hay muchos otros que no han tenido esa misma suerte».

Con el beneplácito de Orlando Déniz –presidente del Taburiente–, Paulón puso a Veronika en manos de Manu Pérez, el entrenador del equipo sub-16, que afrontará en Barcelona este fin de semana el sector del Campeonato de España que se disputará en las instalaciones del RC Polo.

Las buenas condiciones como jugadora de Veronika, con potencial para ser en un futuro jugadora de División de Honor, llevaron al club a través de Orlando Déniz, a interceder ante la RFEH para que recibieran un permiso especial para poder ficharla fuera de plazo y poder formar parte de la convocatoria, encontrando la colaboración necesaria para poder hacer realidad el sueño de Veronika.

Con todos los permisos necesarios por parte de la RFEH, el ‘Tabu’ se ponía manos a la obra para emitir el pasaje de avión para que pueda viajar a la ciudad Condal, el alojamiento y la equipación para ser una más en la expedición de las amarillas en el Campeonato de España sub-16.

La acogida de Veronika por sus compañeras y cuerpo técnico fue emocionante, en el seno de un club que se caracteriza por su ambiente familiar y en el que todas las jugadoras y el cuerpo técnico se han volcado para hacer que se sienta arropada y se sienta como una niña que solo quiere jugar.

Compartir el artículo

stats