Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La fe infinita de Arinegua Pérez y Sayna auparon al Rocasa

«No dimos la eliminatoria por perdida en ningún momento», apuntan la jugadoras

Sayna -derecha-, sonriente junto a Nerea Guerra en el aeropuerto. | | JUAN CASTRO

Arinegua Pérez y Sayna Mbengue, con sus medallas de campeona de Europa al cuello en su vuelta a grancanaria, destacaron que ellas y su compañeras no perdieron nunca la fe en ganar la final, a pesar de que por momento las cosas pintaron feas en el choque de vuelta de la final en Málaga. «En ningún momento dimos la eliminatoria por perdida», recalcó categóricamente la primera, mientras que su compañera apuntaba que «teníamos claro que no nos íbamos a volver a casa sin el título».

Arinegua destaca lo difícil que ha resultado el conseguir su segundo entorchado continental. «Este nuevo éxito es fruto del trabajo duro que hemos desarrollado, no solo en esta eliminatoria, sino durante todo el torneo». «Nos lo merecíamos, porque hemos luchado contra un millón de cosas», afirmaba la tinerfeña.

La aronera reconoce sin tapujos que «se me erizó la piel» en el momento de saltar a la pista de un Pabellón Martín Carpena lleno hasta la bandera. Resalta lo bonito «de jugar un partido con tanto público». Señala que, como una manera de liberarse de la presión ambiental a la que las estaba sometiendo la hinchada rival, «pensaba que nos estaba animando a nosotras».

«En ningún momento dimos la eliminatoria por perdida», remarcó de forma categórica Arinegua, quien afirma que el equipo saltó a la pista desde el primer momento con la intención de «morder y de darlo todo».

Por su parte, Sayna Mbengue señalaba que el equipo llevaba mucho tiempo «soñando con este momento y ser campeonas de Europa». Destaca la capacidad de sufrimiento y de superación personal de las jugadoras para llegar «a una final histórica», en la que fueron capaces de sobreponerse al infernal ambiente al que le sometió la afición malacitana. La jugadora internacional del Rocasa subrayó que el ambiente las motivó especialmente: «Estábamos preparadas para afrontar ese reto para llevarnos el título».

Compartir el artículo

stats