Marcos Dreyer asume el mando en plaza del Gran Canaria Urbaser

El Olímpico oficializa el nombramiento del técnico brasileño como el relevo de Pascual Saurín al frente del primer equipo

Marcos Dreyer dirigiendo al equipo Júnior del Olímpico en la final del campeonato de España

Marcos Dreyer dirigiendo al equipo Júnior del Olímpico en la final del campeonato de España / Olímpico

La Provincia

La Provincia

Marcos Dreyer a sus 50 años asume un nuevo reto en su trayectoria profesional en el que será su debut en la Liga Iberdrola de voleibol, siendo el elegido por el Gran Canaria Urbaser para relevar a Pascual Saurín -recientemente anunciado como nuevo entrenador del Algar Surmenor de Cartagena, de la Superliga Femenina 2- al frente del primer equipo.

Formado como jugador en el River Plate argentino, no tardaría en dar el salto a España donde militó en el CV Elche, el mítico CV Calvo Sotelo, CV 7 Islas, Tarragona, Palma, Teruel y UBE L’Illa Grau, antes de regresar a Palma, donde aparcó su carrera como jugador en el curso 2015-16, para iniciar su trayectoria en los banquillos.

Dreyer consiguió al frente del refundado Vóley Palma en su estreno en la Superliga hacerse con el doblete de Liga y Copa, una hazaña que le colocó entre los mejores entrenadores de la categoría, permaneciendo en el club hasta el curso 2020-21, donde compaginó su labor en el banquillo, con los despachos.

Su deseo de estar más cerca de su hija, Julia de Paula, le llevó a rechazar la oferta de renovación del conjunto balear para recalar en el CV JAV Olímpico el curso pasado, para hacerse cargo del ambicioso proyecto de cantera del club, siendo además el encargado de dirigir al filial, el CV CCO 7 Palmas Urbaser en la categoría de plata.

Una vez más el técnico brasileño conseguía sacar el máximo rendimiento a cada una de sus jugadoras, conquistando para el club la segunda Copa Princesa de su historia y clasificando al equipo para la disputa de la fase final de ascenso, tras cerrar la temporada regular con un asombroso segundo puesto. 

Su labor al frente de la cantera también ha derivado en nuevos éxitos para la entidad grancanaria que se hacía con el título de campeón de España Juvenil y con el subcampeonato de España Júnior, en una final ante el Alcobendas que se decidió en el tie-break.

El club pone a su primer equipo en las mejores manos posibles para proseguir con el legado dejado por Pascual Saurín en los dos cursos anteriores, en el comienzo de un nuevo ciclo ilusionante en el que las Olimpilocas seguirán a buen seguro peleando por todos los títulos en juego.