Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Paula Cobas, tras la estela de Misa

La portera del Femarguín es también la guardiana de la selección española sub-17

Paula Cobas durante la última concentración de la selección española sub 17 LP/DLP

Debutante en la Liga Reto Iberdrola con 15 años y recientemente convocada con la selección sub 17, Paula Cobas, la cancerbera del Femarguín, sueña con materializar el ascenso de categoría.

A sus 16 años, Paula Cobas, es una de las porteras jóvenes con más proyección del fútbol español. A pesar de su juventud ha sido capaz de hacerse imprescindible bajo los palos del Femarguín, siguiendo los pasos de una de sus grandes referentes, la guardameta internacional del Real Madrid, Misa Rodríguez, de la que afirma que «siempre he querido ser como Misa, la sigo por redes sociales». «Salió también de Arguineguín y tener la oportunidad de estar aquí, como lo estuvo ella en su momento, es un gran premio para mí”, afirma la grancanaria.

Su pasión por el balón comenzó desde los tres años, en gran parte por culpa de su familia que según Paula «es muy futbolera», y a pesar de las reticencias iniciales de su madre para convertirse en cancerbera, porque «le daba miedo que pudiera recibir algún golpe». Afortunadamente ella lo tenía muy claro desde sus inicios en el Heidelberg, «desde que llegaba a los entrenamientos pedía que me pusieran en la portería», recuerda sonriente la jugadora.

Desde su óptica, «las porteras somos muy valientes y me gusta su soledad, porque mientras todo el mundo está esperando que se marque un gol, nosotras pensamos todo lo contrario y soñamos con salvarlo».

Su buen trabajo en el Unión Viera despertó el curso pasado el interés de uno de los grandes del fútbol femenino grancanario, el Femarguín que le otorgó toda su confianza a pesar de contar entonces con tan solo 15 años. «Cuando me llamaron me sentía como en una burbuja, porque se me iba a dar la oportunidad de entrenar con Aco -Acoraida Guedes-, que siempre fue otra de mis grandes referentes en la portería».

El auge del fútbol femenino 

Paula Cobas con su actual equipo, el Femarguín LP/DLP

En cuanto al nuevo formato del fútbol femenino para equipararse a las categorías del fútbol masculino, Paula lo tiene claro: «antes en el fútbol femenino había muy pocas categorías y eso hacía que hubiese grandes diferencias entre unos equipos y otros, con resultados muy abultados que no hacían crecer nuestro deporte», resaltando que «ahora tenemos que competir en una categoría como es la Primera RFEF, con equipos muy duros y con más igualdad».

Para Paula, tanto la figura de Alexa Putellas -a pesar de su grave lesión de rodilla- como los dos récords de asistencia de público en el Camp Nou, han ayudado para que «el fútbol femenino esté en auge», aunque también reconoce que «tenemos que seguir creciendo para poder asemejarnos al fútbol masculino, no solo en los salarios, sino también en muchos otros aspectos, como por ejemplo las instalaciones deportivas».

En lo referente al cambio en el banquillo, con la salida de Rubén López y la llegada de José Carlos Álamo, para Paula «ambos son grandes entrenadores», aunque señala que en el caso de Rubén mostrándose convencida de que «fue la persona que me llamó para fichar por el Femarguín y siempre me ha otorgado su confianza». Para la jugadora es el entrenador que más le ha marcado hasta el momento en su trayectoria deportiva, junto a Ángel Prieto, su entrenador en el Heidelberg, con el que estuvo durante seis años: «gracias a él seguí jugando al fútbol», recuerda la joven.

«Rubén López fue la persona que me llamó para fichar por el Femarguín y siempre me dio su confianza»

decoration

Después de una temporada en la que el Femarguín se quedó a un solo partido de materializar su ascenso de categoría, la grancanaria tiene un pálpito positivo: «este es el año, presiento que lo vamos a lograr», argumentando que «somos un equipo que siempre aspira a subir a una categoría superior cada temporada».

El inicio de la pretemporada ha cogido a Paula preparada, porque «no puedo estarme parada y he estado todo el verano entrenándome por mi cuenta», recordando que disputarán su primer amistoso este sábado ante el Fundación Tenerife.

Su convocatoria con la sub 17 la pasada temporada la pilló un poco de sorpresa, afirmando que «no me lo creía», pero recibió la llamada con una gran ilusión, ya que «vestir esos colores es lo que todas las jugadoras queremos».

Paula Cobas se autodefine como una jugadora «perseverante, constante, una jugadora que siempre antepone el equipo a mis necesidades, soy una portera a la que le gusta ordenar a su defensa, muy segura en los uno contra uno y que se desenvuelve bien con los pies», algo fundamental en el fútbol moderno; aunque tiene los pies en el suelo y es consciente de que «tengo que mejorar en todo, sobre todo en el juego aéreo y en los lanzamientos de faltas».

Alcanzar sus sueños a través del sacrificio

A pesar de su juventud, Paula Cobas tiene los pies bien aferrados al suelo y es consciente del camino que debe de recorrer para lograr hacerlos realidad. «Mi objetivo es poder jugar un día en la máxima categoría y en la selección española absoluta», afirma la grancanaria, que reconoce no tener tiempo para dedicárselo a sus amistades, por sus estudios y por el fútbol, pero la portera del Femarguín recalca que «si quieres conseguir algo no tienes otro remedio que sacrificarte, pero creo que vale la pena».

Compartir el artículo

stats