Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

España ante sus cenizas

La selección nacional se mide a Lituania en el Gran Canaria Arena (18.30 horas, ‘Cuatro’) para poner a prueba el cambio generacional ante uno de los equipos punteros del Eurobasket

Sergio Scariolo charla con Rudy Fernández –centro–; junto a Lorenzo Brown –izqd.– y Quino Colom, ayer en el Arena. | | ANDRÉS CRUZ

La historia de la Generación de Oro del baloncesto español se podría escribir ligada a Lituania, selección con la que se mide esta tarde en el Gran Canaria Arena (18.30 horas, Cuatro) y ante la que se encontrará ante sus cenizas en pleno cambio de la camada que tantos éxitos dieron en las dos anteriores décadas.

En el Eurobasket de 2003 España comenzó a creer que podía hacer grandes cosas a pesar de que perdieran en la final continental contra Lituania. El germen de la selección que lideró Juan Carlos Navarro y Pau Gasol durante casi 20 años ya estaba sembrado.

Ahora, diecinueve años después, en los que la selección nacional fue capaz de conquistar en 2011 en territorio lituano el mismo torneo que disputará este verano, y en los que Pau Gasol puso su último broche de oro ante el combinado balcánico en el Eurobasket de 2015 al vencerles en la final –después de una semifinal histórica con 40 puntos ante Francia–, a España solo le queda pasar página y cimentar las bases del futuro como hizo en 2003.

En las manos de Rudy Fernández y Sergio Llull como los más veteranos del plantel de Sergio Scariolo queda la responsabilidad de ir dando la alternativa a los jugadores que den un paso adelante y se erijan como los líderes de esta selección española. Todos apuntan a los hermanos Hernangómez –Willy y Juancho– como los sucesores de la anterior camada y a ellos les toca echarse el equipo a la espalda para llevar a cabo esa transición hacia los Juan Núñez, Usman Garuba y un ausente Santi Aldama que no podrá jugar en su Isla con la camiseta roja después de que los Memphis Grizzlies descartaran la opción de que disputara este verano el torneo europeo.

Todo ello aderezado con la incursión del nacionalizado Lorenzo Brown, que tiene la ambición de acallar las críticas que se han vertido sobre él al entender que es un fichaje para la selección dado que el jugador no guarda ningún vínculo anterior con España.

De momento, para el que se supone el base que más minutos acumule en cancha para intentar hacer olvidar a Ricky Rubio este verano –obviando la infinita distancia que existe entre ambos–, ha estado discreto en los dos anteriores partidos disputados contra Grecia. Siete puntos, dos asistencias en Atenas; y ocho puntos y cinco asistencias en Madrid.

De Lituania, a la que se considera uno de los punteros del Eurobasket con los NBA como Valanciunas, Domantas Sabonis –All Star– e Ignas Brazdeikis en las filas de Kazys Maksvytis, habrá que ver en qué estado físico llega a la Isla tras ganar sus cuatro amistosos anteriores ante Estonia y Finlandia.

Compartir el artículo

stats