Voleibol

Victoria doble del Guaguas

Los grancanarios afianzan su liderato con un triunfo por la vía rápida sobre el Emevé en Lugo (0-3), que llegaba como segundo a la cita | Yadrian Escobar, el mejor (13 puntos)

De Amo –en primer plano de frente– se abraza con Bertassoni, en una imagen de archivo, durante un cambio. | | GUAGUAS

De Amo –en primer plano de frente– se abraza con Bertassoni, en una imagen de archivo, durante un cambio. | | GUAGUAS / Santiago Icígar

Santiago Icígar

Santiago Icígar

Victoria contundente del Guaguas en su visita a Lugo, donde ponía en juego su liderato ante una de las grandes sensaciones de la temporada (0-3), un Arenal Emevé que llegaba a la cita como segundo clasificado de la Superliga Masculina y con solo dos puntos por debajo en la tabla.

Los hombres de Sergio Camarero tenían marcado en rojo en su calendario un partido que les sirve para dar un puñetazo en la mesa y demostrar a sus rivales quién domina en la competición doméstica tras su tropiezo continental.

Desde el primer asalto, los amarillos mostraron su superioridad, sólidos en defensa, levantando todo lo humanamente posible y con De Amo dando un recital en la dirección de juego, para que Escobar, Zonca y Knigge causasen estragos en los lucenses. Estos caían con estrépito en la primera manga por 12-25 (0-1).

Las cosas no mejoraban para el Arenal Emevé en el inicio del segundo set. Ni siquiera los ánimos de los más de 600 espectadores congregados en el pabellón servían a los locales para contrarrestar el ritmo del Guaguas, que se adjudicaba el segundo asalto en un suspiro por 17-25 (0-2).

Con la soga al cuello, los gallegos lo intentaban, pero Knigge y Escobar abrían una brecha de dos puntos en el comienzo del tercer acto que ponía el partido al borde de lo imposible para los locales. El Arenal Emevé no daba con la tecla para frenar a una escuadra insular que no quitaba en ningún momento el pie del acelerador.

El Guaguas bombardeaba una y otra vez la recepción de su rival, que no conseguía evitar el despegue de los hombres de Sergio Miguel Camarero. Estos apenas concedían errores propios para dar una vida extra a los gallegos, que ponían las cosas fáciles con sus fallos. El internacional Adrián Olalla fue el encargado de dictar la sentencia final en este partido, anotando los dos últimos puntos de los amarillos (18-25).

Suscríbete para seguir leyendo