Se busca campeón de Copa

El Castillo y el Guanarteme se disputan el título del torneo del KO de Segunda Categoría, en el terrero de Vecindario (21.00 horas)

El lleno está asegurado en una final muy igualada

Mandadores y puntales del Castillo y el Guanarteme que se disputarán el título de la segunda categoría de lucha canaria, esta noche en Vecindario

Mandadores y puntales del Castillo y el Guanarteme que se disputarán el título de la segunda categoría de lucha canaria, esta noche en Vecindario / LP/DLP

Santiago Icígar

Santiago Icígar

El terrero de Vecindario acoge esta noche (21.00 horas) la finalísima de la Copa Fundación La Caja de Canarias de Segunda Categoría entre dos equipos que llegan a la cita en plena forma, con dos plantillas equilibradas y de un potencial similar. Por un lado, el Castillo se presenta como líder invicto del grupo B y con la espineta clavada de haber perdido a principios de marzo la final de la Liga Cabildo de Gran Canaria ante el Unión Agüimes por 12-10. Enfrente tiene a un remozado Guanarteme, deseoso de regresar a una gran final tras una trayectoria copera complicada; arrancó con una derrota ante el Castro Morales, pero supo rearmarse para plantarse en este duelo decisivo ganando las últimas siete luchadas de forma consecutiva.

La igualdad entre ambos contendientes es tan grande que no existe un favorito claro. En este sentido, Pacuco Guedes, el presidente del Castillo, apunta que los aficionados van a disfrutar de «un gran espectáculo en el que va a ganar la Lucha canaria, con un enfrentamiento entre dos muy aguerridos».

Por su parte, Domingo Gutiérrez, máximo dirigente del Guanarteme, tampoco se atreve a apostar por un vencedor a priori. Eso sí, ve a los suyos «muy optimistas y confiados, pero supongo que en nuestro rival también se sentirán así». «Mi deseo, como siempre, es que se vea una buena luchada y que gane el mejor, o el que más suerte tenga», afirma el directivo.

En cuanto al estado de forma y de ánimo con el que llegan ambos equipos a la final copera de Segunda, Fredy Segovia, uno de los capitanes del Castillo, reconoce que su equipo llega en un buen momento de forma: «Invictos en la Copa y con la confianza de haber hecho el trabajo bien, pero sin un exceso de confianza porque sabemos que enfrente tenemos a un gran adversario. No es el mismo que nos encontramos en la Liga, porque se han reforzado, han hecho cambios y también llegan en un gran momento de forma».

Por su parte, Santi Santana, Destacado B del Guanarteme, recuerda los motivos por los que comenzaron perdiendo la primera luchada de Copa ante el Unión Agüimes: «El equipo era muy nuevo, habíamos acometido los fichajes del Destacado B Marcos Correia y el Destacado C Yeremay Dévora, los chicos de la media también eran nuevos con los fichajes de Joshua García y Alejandro Díaz, además nos enfrentábamos a un equipo complicado como es el Castro Morales, que tiene una buena media y la luchada salió mal; pero con trabajo y constancia pudimos remontar y ganar el resto de enfrentamientos».

Igualdad máxima

Si en algo coinciden todos los protagonistas es en destacar la igualdad y el potencial similar entre los dos finalistas. Santana reconoce que los dos conjuntos «nos parecemos bastante. «Ambos tenemos buenas medias y un par de destacados que están marcando las diferencias». En el mismo sentido, su presidente, Domingo Gutiérrez, reconoce que, de entrada, «se ve a los dos equipos bastante equilibrados, pero en ocasiones en la Lucha canaria se dan resultados sorpresivos porque a veces uno tiene el día y el otro no; eso es lo bonito, que puedan darse sorpresas, que no siempre haya un posible ganador de antemano».

Pacuco Guedes, el máximo dirigente del cuadro sureño, considera también que esta noche en Vecindario se enfrentan dos escuadras muy compensadas, que sus opciones de victoria no pasan por la actuación «de uno o dos hombres nada más». Por su parte, su luchador Fredy Segovia, señala que, desde su experiencia, ve a dos rivales parejos, «que llegan en un buen momento». «El Guanarteme cuenta con seis Destacados y nosotros con cinco, va a ser una luchada igualada», añade. Sin embargo, el capitán del Castillo advierte que quizás su rival tiene un poco más de presión añadida: «Ellos no están luchando en la Liga Regional, en la liga insular de Gran Canaria no les salieron bien las cosas por distintos motivos y ya solamente les queda esta final de Copa y el torneo de lucha corrida para completar un buen año. Sin embargo, nosotros hemos llegado a la final de la Liga Cabildo, aunque la perdimos, estamos en la final de Copa, estamos en semifinales de la Regional y nos queda el torneo de lucha corrida».

En opinión de Pacuco, al Guanarteme «no tiene porque afectarles el llevar tiempo sin disputar una final, es algo que podría ocurrir si fuesen los mismos luchadores, pero son otros nuevos, tienen chicos jóvenes con mucha ilusión, con muchas ganas de luchar y no creo que les afecte para nada, todo lo contrario, son como héroes, como verdaderos guerreros».

Las claves

Gutiérrez, mientras, pone en valor que su equipo en los últimos años si ha disputado finales, aunque no las ha ganado: «En tres años disputamos dos finales con el Santa Rita», si bien recalca que el plantel con el que cuenta este año «es nuevo en su mayor parte». «Eso hizo que en la Liga Cabildo lo notásemos, porque la gente no estaba tan bien como ahora, el equipo ha mejorado bastante», subraya.

Santi Santana tiene claro que aquel conjunto que sea capaz de «marcar la diferencia», sobre todo en las primeras sillas, tendrá ventaja, «ya que el que vaya por delante en el marcador podrá ir eligiendo para cuadrar la lucha y los hombres de arriba».

Por su parte, Fredy Segovia considera que la clave para alzarse con la victoria es «luchar como bloque, como hemos hecho en semifinales con el Agüimes, donde hemos ganado una lucha a nueve y otra a siete, eso no es fruto de un solo luchador, sino de que todo el equipo ha sabido ir sumando sus puntitos». «Nosotros arriba también tenemos dinamita, Rayco Santiago está en un gran estado de forma y Juan Luis Goya lleva todo el año sentando cátedra», advierte.

Suscríbete para seguir leyendo