Un genio de laboratorio con urticaria a la polémica. Juan Manuel Rodríguez, tras superar los registros de Jémez en las primeras once jornadas de Liga, con un fútbol de pizarra, eludió pronunciarse sobre la era del técnico andaluz. "No me interesan las comparaciones con nadie; en absoluto, no me gustan (...) Además, son diferentes equipos, diferentes situaciones, más o menos jugadores, a lo mejor yo tengo menos futbolistas...", respondió en sala de prensa.

Además, el estratega, que liquidó al Valladolid con su tiza mágica, justificó la ausencia de Guerra en la lista de 18 convocados para medirse mañana al CD Numancia. "Hay mucha gente en disputa. Y para estar una semana y dos no, no es muy lógico (...) Necesito que estén y parece que hasta febrero no habrá una nueva convocatoria [con Venezuela]. El problema es que si no te adaptas, vas y vienes, tienes un problema. Ya me pasó con Rondón", detalló sobre el centrocampista, que el domingo se concentra con la vinotinto.

Rodríguez calificó de "rocoso pero no exento de técnica" al Numancia, que solo ha perdido un partido en Los Pajaritos. Una victoria aniquilaría ocho años sin éxitos en el fortín de hielo.

El estratega de oro fundamenta el éxito de la pizarra en la sorpresa. "Depende del engaño, del nivel físico de los jugadores y de la sincronización". La popularidad de las acciones amarillas a balón parado no es un factor negativo. "Igual nos ayuda".

Resalta la velocidad del extremo del Numancia Cedric pero aclara que ya se han medido a grandes artilleros."Contra Ulloa, Quini o Javi Guerra salimos airosos". El técnico, ante el desafío de estirar la racha, recalcó la necesidad de mantener "una línea de orden y disciplina".

Fichajes

Resaltó el mérito de su plantel ante la plaga de lesionados (14). "Les aplaudo, tienen un comportamiento exquisito. No miramos para atrás; hay una inercia positiva y habrá que seguir".

Ante la posibilidad de fichar en el mercado invernal, detalló que la próxima semana habrá una reunión con la dirección deportiva. "Haremos un análisis de lo que se precisa (...) El jugador que tiene 15 años debe estar listo y no llevarse una sorpresa. Porque no es una sorpresa que el entrenador te llame; eso era antes, que había que hacer un curso de 15 años para poder ser jugador de este equipo".

Sobre la opción de ubicar a Roque de lateral, volvió a jugar al despiste. "Yo veo, medito...Y a veces, les engaño", finalizó.