Combate de fenómenos. Viera contra Valerón. Duelo barroco entre dos generaciones. La perla, de 22 años, soporta en su segunda temporada como profesional el peso ofensivo de la UD Las Palmas en la categoría de plata. Tras cumplir su partido de sanción ante el Cartagena, el mediapunta regresa al once.

Apodado Romario, Viera busca hacerse un hueco en la élite con su caminar brasileño. Suma seis dianas en Liga con 1.255 minutos en una campaña que le ha colocado en la agenda de varios equipos de Primera División. Es internacional Sub-21 y figura en la lista de futuribles para formar parte del combinado olímpico de cara a los Juegos de Londres.

Juan Carlos Valerón, tras el traumático descenso con el Deportivo en junio, luce en el universo de plata su impronta mística de elegancia. Tiene 36 años, 15 más que Viera, y cuenta con un expediente de oro. Debutó con la UD en la campaña 1995-96 y de la mano del preparador Pacuco Rosales. A la siguiente temporada, fue traspasado al RCD Mallorca (1997).

El Flaco, entre el cuadro bermellón, Atlético de Madrid y Deportivo, encadenó 13 temporadas en Primera. Ganó tres títulos [dos Supercopas y una Copa] con el Dépor y alcanzó las semifinales de la Liga de Campeones tras fulminar al Milán (2004) por 4-0 en la vuelta de los cuartos en Riazor.

En ese año, Viera comenzaba a despuntar en el Cadete B de la UD. Pero el bagaje internacional de Valerón es caviar puro. Disputó dos Eurocopas y anotó un tanto en el Mundial de Japón y Corea en 2002 con 46 participaciones con la Roja.

El estandarte del coloso gallego suma un tanto en esta Liga y un total de 1.287 minutos. En 17 jornadas, solo ha sido suplente en dos enfrentamientos.

Dorsal 21

Viera se ha perdido solo tres partidos de Liga y nunca ha sido suplente. Mañana se citan por primera vez. El joven rinde pleitesía. "Valerón lo representa todo para un jugador canario. Es más que un orgullo poderle tener como rival", detalló esta semana Viera.

Valerón, el maestro perfecto, alecciona al ejecutor amarillo. "Está en un buen momento pero el juego en Segunda no es como la Primera".

Los dos futbolistas lucen el mismo dorsal: el 21. Además, el técnico Juan Manuel Rodríguez ha jugado un papel primordial en la carrera de los jugadores. En el caso de Valerón, el técnico de la UD le catapultó al mundo profesional desde el modesto Arguineguín. A Viera le ha enseñado a brillar como gregario y a sudar por el escudo.

Esclavos de la magia, los poetas de la 'v' se retan en Siete Palmas. En el combate perfecto, gana el paladar del espectador.