Desafío solo para valientes. La isla de los volcanes busca al Superman del siglo XXI. El doble Enduroman, que arranca el 4 de febrero en Lanzarote, es una de las citas más salvajes del calendario mundial de triatlón. Las cifras invitan al vértigo. Es el sistema más potente para eliminar los michelines: 7,6 kilómetros a nado, 360 kilómetros en bicicleta y 85 kilómetros en carrera a pie. Una osadía.

La organización de la prueba cifra en 285 euros el precio de la inscripción para participar en un calvario mágico. El precio incluye una bolsa de corredor, bebidas y geles isotónicos para toda la carrera, un descuento para la inscripción del Enduroman de 2013 para los tres primeros clasificados -tanto en la modalidad masculina como femenina- y una camiseta de la prueba.

La Asociación Internacional de Ultra Triatlón (IUTA) aporta las cinco estrellas a la competición, que recomienda la presencia de un ayudante para cada gladiador. El Princesa Yaiza Hotel será el centro neurálgico de la prueba, que confía en superar el millar de inscritos.

Acabar el doble Enduroman exige cumplir con una serie de horas límites. La prueba de natación exige un máximo de cuatro horas y la de bicicleta un total de 24 sobre el asfalto conejero. Sobre el total de la misma, nunca se podrá superar las 38 horas.

El pistoletazo de salida se dará el mismo sábado 4 de febrero, sobre las 14.00 horas, tras el correspondiente chequeo de la bicicleta. No se admiten el empleo de motores ni de tecnología que puede favorecer a los gladiadores de la isla de fuego.

Tesoro

El ganador de la competición masculino se embolsa un total de 350 euros. La misma cifra que la reina en la otra modalidad.

Solo los mayores de 18 años pueden participar en la pesadilla de los gigantes. La prueba de natación consta de ocho vueltas a un circuito de 950 metros; y la de bicicleta son un total de 12 vueltas de 30 kilómetros cada una. Playa Blanca será el escenario mágico junto a volcanes y pasajes de una era milenaria. Lanzarote busca a su titán.