La tenista grancanaria Carla Suárez sacó adelante su primer partido en el Abierto de Australia tras superar a la rumana Irina Begu por 6-1 y 7-5, tras 1 hora y 36 minutos de juego. Su siguiente compromiso será frente a Petra Kvitova, número dos del Mundo y una de las grandes favoritas al triunfo final.

El partido, de primera ronda, a priori se presumía más igualado, pero la española se encontró muy cómoda en la pista en el primer set, aunque el fuerte viento que sopló durante la segunda manga condicionó el tenis de ambas jugadoras, con continuas roturas de servicio, aunque Carla logró controlar su juego en el tramo final y llevarse el partido.

La jugadora canaria, que en 2009 alcanzó los cuartos de final en el Abierto de Australia, tendrá muy complicado tratar de repetir su mejor resultado en este torneo, ya que en segunda ronda se enfrentará a la checa Petra Kvitova, la sensación del circuito femenino que lucha en Melbourne para hacerse con el número uno mundial y que ayer logró una contundente victoria frente a la rusa Vera Dushevina por 6-2 y 6-0, en apenas una hora de juego.

Ante este reto, Carla Suárez aseguró ayer que no saldrá derrotada de antemano sino que, sin presión, intentará derrotar a la jugadora checa. "Va a ser un partido complicado, pero también muy bonito", afirmó antes de añadir a continuación que: "No tengo nada que perder. Es la vez que más tranquila puedo salir a la pista. Iré a ganar y ni mucho menos voy a salir derrotada", aseguró.

La jugadora canaria considera que la checa ya ha superado el bajón que sufrió tras ganar su primer Grand Slam en Wimbledon. "Si sintiera de nuevo esa presión mejor para mí, pero creo que ya la tiene totalmente superada", agregó.

Sobre su victoria ante la rumana Irina Begu comentó que "era un partido a priori difícil y ha ido muy bien. Llevaba estas dos semanas previas tratando de conseguir una línea de juego y me estaba costando un poco, pero hoy lo he conseguido", apuntó la jugadora, quien agregó que no ha tenido problemas ni en el codo ni en el tobillo. La cita será en la madrugada del jueves.