Coto al talento. Frenar la inspiración cueste lo que cueste. David González, que deleita con su mejor versión tras ocho temporadas consecutivas en el primer plantel de la UD, hizo pública ayer la amenaza de sus rivales, de los que no quiso desvelar su identidad. "Hay muchos jugadores que salen al campo con la idea de recurrir al juego duro. No diré nombres, pero sí recuerdo cuando entró un jugador y le pregunté que si entraba al campo a dar patadas. Y me respondió que sí, que entraba a darme patadas", relató el mediocampista de La Feria.

Una muestra del juego agresivo y asfixiante que denuncia el dorsal número 10 tuvo lugar en el último choque con el Numancia. Los sorianos afrontaron la cita con una sobredosis de intensidad. "Cada formación hace las cosas por su bien; mientras no pasen de ahí, mientras no existan agresiones, sólo queda respetarlo y superarles".

El cuadro soriano cometió 21 faltas en 90 minutos y desató la indignación de David González, que afrontaba el choque entre algodones, tras recuperarse de forma milagrosa de una rotura de fibras (el centrocampista causó baja frente al Valladolid en la penúltima jornada). El Moco golpeó el césped con una mano en varias ocasiones y solicitó al colegiado Jaime Latre más severidad con las sanciones.

David González, que suma dos goles en esta edición liguera, ambos desde el punto de penalti (contra Guadalajara y Numancia), perdió los nervios frente al Sabadell y fue expulsado. El isleño, tras ser derribado por Héctor Simón, se encaró con el jugador del cuadro arlequinado y vio la segunda cartulina. Armado por la experiencia, el Moco recomienda "serenidad" a Jonathan Viera -expulsado en el último duelo en el Gran Canaria-. "Es técnico y recibe muchas patadas; hay que comprenderlo. Intentan sacarlo de sus casillas y respondió mal. Ya pidió perdón y espero que sea la última vez. (...) Su fútbol se basa en tener la pelota y limpiar contrarios. Por lo tanto, está más expuesto a eso. Les pasa a los buenos jugadores". Congelar la magia es la nueva misión de los rivales.