Hoy, día 10 de noviembre, se cumplen 77 años del debut del arquero canario José Pérez García en la portería del Hércules de Alicante en Primera División, en encuentro que enfrentó ese día de 1935 a los alicantinos, en su antiguo estadio de El Bardín, con el Real Madrid, venciendo los merengues con gol de Sañudo.

Pérez había llegado al Hércules la campaña anterior procedente del Real Club Victoria -donde había realizado destacados encuentros, incluso en tierras peninsulares, uno de ellos correspondiente al Trofeo Presidente de la II República (actual Copa del Rey) en Alicante frente al Atlético Aviación, en 1933- y fue una excelente temporada esta primera que realizó el guardameta canario en las filas blanquiazules, pues al finalizar la misma, en la que fue el portero titular toda la campaña, el Hércules lograba el ascenso de categoría

José Pérez García, nacido el 24 de octubre de 1909 -procedía de Lanzarote y era apodado El Chorro-, fue unos de los jugadores que acudieron a la llamada del club alicantino recién acabada la Guerra Civil española en el año 1939 y perteneció a las huestes del conjunto blanquiazul durante ocho temporadas, cuatro de ellas en Primera División y las restantes en Segunda -con el paréntesis ya señalado de la Guerra Civil-. Jugó un total de 73 partidos en Primera. En la temporada 1942-43, con 32 años, recaló en el Granada, donde comenzó como titular y luego desaparecería de las alineaciones tras encajar siete goles en el encuentro que los granadinos disputaron en Vallecas frente al Atlético Aviación -que era el colista-, siendo sustituido bien por Martí, bien por Floro, que se repartían las actuaciones hasta que retornó a la titularidad luego de una lesión de Floro en Balaídos.

El guardameta canario jugaría posteriormente el partido decisivo que enfrentó al Granada con el Valladolid, que era de Segunda, en la promoción de descenso, imponiéndose los de la ciudad de la Alhambra por dos goles a cero y logrando así la permanencia. A la temporada siguiente, la 1942/43, José Pérez fichó por el Cieza, en el que fue jugador y además entrenador del equipo.

Tras sus buenas actuaciones bajo los palos del Hércules, Pérez fue el portero titular de la selección española en el primer partido que ésta disputó tras la Guerra Civil. Fue el 12 de enero de 1941 en el campo de Las Salesas, en Lisboa, en un encuentro amistoso frente a Portugal. El encuentro finalizó con un empate a dos goles, y Pérez tuvo la mala suerte de sufrir un choque fortuito con un delantero portugués que le produjo una lesión por la que tuvo que ser sustituido y que más tarde se tradujo en una lamentable pérdida de visión.

Se da la circunstancia de que el portero canario José Pérez ha sido el primer y único jugador del Hércules, en 71 años, que ha acudido como tal a defender la camiseta de la selección española.

Con anterioridad a José Pérez, el grancanario José Padrón, apodado el sueco -jugaba por entonces en el Español de Barcelona-, tuvo el honor de ser el primer canario en vestir la camisola de la selección española, con la que debutó en 1929, el día de su santo, el 19 de marzo, en un partido también con Portugal como rival, en Sevilla, anotando dos de los cinco goles con los que el combinado español se impuso a los lusos.

El sueco vistió cinco veces la camisola nacional hasta que fuera otro canario a la misma, en concreto el tinerfeño Arocha, jugador del Barcelona, que jugaría en el estadio de Montjuic de la Ciudad Condal frente a Eire (1-1) dos años después del debut de Padrón.

Antes que José Pérez también fueron internacionales los grancanarios Hilario Marrero -tío de Félix Marrero, pundonoroso jugador de la UD Las Palmas- y Luis Valle -con posterioridad entrenador de la UD Las Palmas, con la que los amarillos lograron el primer ascenso a Primera División en 1951-, ambos jugadores del Real Madrid; mientras el también grancanario Paco Campos, jugador del Atlético Aviación -denominación que por entonces recibía el Atlético de Madrid-; así como el tinerfeño Gabriel Jorge, jugador del Español, debutaron el mismo día que José Pérez, frente a Portugal en Las Salesas.

Tatono, pieza clave

Coetáneos a José Pérez actuaron en el Hércules otro buen número de jugadores canarios, siendo el más destacado de ellos el centrocampista Juan Antonio Pérez Rodríguez, más popularmente conocido como Tatono, quien actuó en las filas del cuadro alicantino desde 1935 hasta finalizar la campaña 1941-42, un total de cuatro temporadas, todas en Primera.

El grancanario Tatono fue otro de los que acudieron a la llamada del club alicantino tras la Guerra Civil, y fue una de las piezas claves de ese Hércules, anotando durante sus campañas en Primera un total de 29 goles en los 85 encuentros completos que disputó con la casaca del cuadro alicantino.

Junto a ellos también jugaron en el Hércules el defensa grancanario José del Pino Suárez (temporadas 1939-40 y 40-41); el también defensa grancanario Alfonso Perdomo García (temporadas 39-40, 40-41 y 41-42), y quien posteriormente sería pieza fundamental en la primera experiencia del Nástic de Tarragona en Primera División, finalizando en el Español de Barcelona en la temporada 1950-51; el asimismo portero Juan Betancor Dévora actuó en el Hércules en Primera División en las campañas 1935-36, 39-40 y 45-46, en la que descendió. Entre 1935 y 1941, el defensa Francisco Medina Naranjo disputó 38 partidos con el Hércules en Primera, anotando 3 goles.

Finalmente, el grancanario Domingo Ruano Carreño -que jugó un partido con el FC Barcelona en la campaña 1934-35-, disputó 10 encuentros con el Hércules en Primera en la temporada 40-41, para pasar a la campaña siguiente a las filas del Castellón.

De entre los jugadores tinerfeños que vistieron la camiseta del Hércules destaca José Antonio El Tigre Barrios, quien recaló en Alicante tras sus gloriosas etapas en el Granada y el FC Barcelona, para disputar un total de 115 partidos en tres temporadas con los herculanos, en los que anotó 35 goles, antes de recalar en el Levante. Luego jugaría también otro excepcional delantero como fue Juan Díaz, Juanito, que procedía del Barcelona y jugó dos campañas en el Hércules, en las que disputó 30 partidos y anotó tres goles. Con anterioridad, en la campaña 66-67, el también tinerfeño José Juan Alonso disputó 16 partidos con el cuadro alicantino, en los que anotó dos goles.

Por otra parte, cuatro han sido los jugadores que han vestido las dos camisetas. El primero que lo hizo fue el argentino Pedro Andrés Verde, que llegó al Hércules en la campaña 77-78, procedente de la UD, donde actuó desde 1973.

Luego, procedente del Hércules llegó a Las Palmas en 1997, el campeón olímpico en Barcelona'92 Paqui, quien estuvo seis temporadas vestido de amarillo. Los últimos, Víctor Afonso, que jugó en el conjunto del Rico Pérez en el curso 01-02, y Javier Portillo, actualmente en el Hércules, a donde llegó de la UD.