El gallego Iván Raña y la holandesa Danne Boterenbrood fueron los ganadores absolutos, en categoría masculina y femenina, del primer Ironman 70.3, celebrado ayer en el Club La Santa, en el municipio lanzaroteño de Tinajo, haciendo una auténtica demostración de su fortaleza a lo largo de la prueba. Hubo mucha participación extranjera y española, que respondió a la llamada de una cita que tuvo mucha aceptación y que además es clasificatoria para el mundial de Las Vegas, en Estados Unidos.

El Club La Santa, con la licencia de organizador de la marca registrada de Ironman, organizó por primera vez en Canarias esta cita, que ha sido todo un éxito como se demuestra en la participación con cerca 800 participantes. Las distancias recorridas por los participantes fueron 1,9 kilómetros de natación, 90,1 kilómetros de ciclismo y 21,1 kilómetros de carrera a pie.

La primera prueba se celebró dentro de la laguna del complejo deportivo de La Santa; la segunda, por carreteras de Lanzarote, pasando por varios pueblos, entre ellos Teguise, Tahíche y Haría; y la tercera, en un circuito de siete kilómetros al que hubo que dar tres vueltas, por las inmediaciones, entre el complejo y el pueblo de la Santa.

La climatología fue bastante favorable, con algo de viento, menos del que se esperaba, día soleado y buena temperatura, y como suele ocurrir, un público fiel a la cita, expectante y curioso por ver esta prueba que tiene la mitad de distancias de un Ironman.

A las 7.55 horas tomaron la salida los cerca de 50 profesionales y, cinco minutos, después lo haría el resto de triatletas amateurs para dar dos vueltas a la laguna de La Santa, lugar en donde se practican los deportes acuáticos. El primero en salir del agua fue el joven danés de 23 años, Rasmus Petraeus, seguido del español Pedro Miguel Reig, con Iván Raña en séptima posición en la general.

Sería el segmento de ciclismo el que iría colocando a cada uno en su sitio. El mejor tiempo correspondió al suizo Ronnie Schildknecht; el segundo, para el germano Boris Stein, mientras que el español Iván Raña haría el tercero, recuperando un minuto y medio a sus rivales más adelantados en la subida a Tabayesco. Luego se llegaría al último segmento de carrera, y aquí los dos mejores fueron los españoles Iván Raña y Víctor del Corral. El gallego superó a Schildknecht, que le llevaba dos minutos de ventaja y el segundo para recuperar terreno y aprovechar para ganar posiciones.

La victoria final sería para Iván Raña, una auténtica apisonadora corriendo en el asfalto. Su tiempo fue de 4 horas 7 minutos 36 segundos seguido Ronnie Shildknecht con 4 h.11.28 y del germano Boris Stein con 4 h.13.00. En categoría femenina, Boterenbrood se impuso con un tiempo de 4 h.40.06, siendo segunda Groote con 4 h. 41.56 y tercera Sonja Tajsich con 4 h.44.04.