Las revelaciones de Iñaki Badiola, expresidente de la Real Sociedad en 2008, que denunció el lunes en el Diario As el gasto de miles de euros en dinero negro en productos dopantes, pusieron sobre la pista de la relación entre el médico grancanario Eufemiano Fuentes, imputado en la Operación Puerto, y el club donostiarra. Ayer el periódico El País profundizó en esa vinculación, a través de la publicación de extractos de dos manuscritos, atribuidos al doctor, incautados por la Guardia Civil en el transcurso de esa operación, donde se establece una supuesta relación económica entre el médico isleño y el club.

En estos manuscritos del tamaño de un post-it, supuestamente escritos por Fuentes, aparecen distintas cantidades donde el médico cuantifica su relación económica en los meses de enero, febrero y abril de 2002 y en 2003 con la Real Sociedad, a quien correspondería la inscripción RSoc, que se encuentra en al menos dos documentos incautados por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, según expone la información de El País, y donde también aparece la inscripción Cuentas Asti, que pudiera hacer referencia a José Luis Astiazarán, presidente de la entidad blanquiazul entre 2001 y 2005.

En uno de los manuscritos, según la versión que maneja el periódico, figura bajo el mismo acrónimo de RSoc un pedido con su respectivo importe económico a su proveedor alemán, Markus Choina, de medicamentos prohibidos como Actovegyn, conocido como gasbus o "EPO de los pobres", según la terminología del ámbito médico, que ayuda a la oxigenación de la sangre.

En el primer día de juicio, Eufemiano Fuentes bromeó con el significado de la inscripción RSoc y dijo que se trataba de "un buen vino", aunque el lunes, cuando le volvieron a cuestionar por el mismo acrónimo, solo acertó a decir que "no sabía nada". En esa ocasión, había menos chanza.

Mientras, José Luis Astiazarán, actual presidente de la Liga de Fútbol Profesional, respondía a través de un comunicado de prensa en la misma jornada de la revelación de Badiola, el lunes, donde significa que "nunca" tuvo conocimiento ni sospecha de prácticas ilegales en relación a los servicios médicos. "Si las hubiera tenido, hubiera actuado con contundencia, con la diligencia debida", apunta el presidente de la patronal del fútbol en el escrito. Mientras, la Real Sociedad, en otro comunicado, se limita a informar que ningún miembro del club ha sido llamado a las diferentes fases del procedimiento judicial.

Por su parte, Xabi Prieto aseguró ayer que "ninguna sustancia ayuda a meter un gol por la escuadra". Prieto ha hecho estas declaraciones después de que el expresidente del club Iñaki Badiola vinculara ayer en una entrevista con el Diario As las siglas Rsoc, aparecidas en el juicio por la Operación Puerto, con el club donostiarra y afirmara que las anteriores directivas pagaron al doctor Eufemiano Fuentes con dinero negro.