Tim Atouba sabe de lo que habla cuando el tema de conversación gira en torno a un balón. Está acostumbrado a jugar con futbolistas valorados en millones de euros, en competiciones de máximo nivel y, por lo tanto, sabe apreciar lo bueno, la excelencia. Ayer, en una mezcla de paternalismo, ironía y motivación, lanzó una comparación sorprendente cuando fue cuestionado por la calidad de Thievy Bifouma, uno de los elementos destacados de la Unión Deportiva esta temporada. "El Barcelona tiene a Leo Messi; el Real Madrid posee a Cristiano Ronaldo y aquí, en la Unión Deportiva, tenemos a Thievy", deslizó el lateral izquierdo camerunés en la comparecencia de prensa conjunta con el parisino.

"Me está dando vergüenza porque me está haciendo la pelota", respondió de manera simpática el punta francés, que hizo de traductor a su compañero, quien el sábado le sirvió el pase del último gol ante el Sporting de Gijón, que fue aplaudido ampliamente por la crítica y el público. En esa jugada, de unos segundos de duración, Thievy recibe el balón en un lateral, se escapa por potencia de tres rivales, Lora, Bernardo y Mandi, y resuelve con distinción ante Cuéllar.

"Sin duda, es uno de los mejores delanteros de la categoría", precisó ayer Mandi, desde Gijón. "Es muy bueno, tiene una velocidad espectacular, aunque a veces le falla la toma de decisiones", apunta el grancanario, que disputó con los gijoneses los últimos 20 minutos como central y tuvo que sufrir la arrancada impetuosa del ariete. "Tenía muchas ganas de marcar un gol para dedicárselo a mi niña, lo estuve buscando todo el partido", remarcó ante los informadores.

"No le puedo gustar a todo el mundo, no soy perfecto y tengo mis fallos. No soy Messi ni Cristiano ni nada de eso", apuntó con humildad Thievy, quien ha hecho sufrir a más de un cuarteto defensivo en Segunda División.

Iago Bouzón, zaguero del Xerez, considera que el parisino está en el grupo de "los mejores" delanteros de la categoría. "Destaca por su explosividad como todo el mundo puede contemplar, tiene juventud y un gran margen de mejora en el fútbol", advierte el defensor gallego, quien se enfrentó a la bala amarilla en el encuentro de la primera vuelta. "Es bueno, pero aún no alcanza la calidad de Javi Guerrero", retoma el futbolista del Xerez, que considera al frente de ataque de Las Palmas como "temible".

Además de su incuestionable popularidad fuera del terreno de juego, Thievy Bifouma despunta en la cancha y avisa de que no va a parar. "Hemos peleado mucho por estar en esta situación y seguiremos hasta el final", remacha.