La tenista grancanaria Carla Suárez, decimonovena cabeza de serie en Wimbledon, cayó eliminada en octavos por la checa Petra Kvitova, campeona en 2011, por 7-6(5) y 6-3 en 1 hora y 24 minutos. Suárez, de 24 años, no pudo cumplir su sueño de alcanzar los cuartos de final sobre el césped de la pista tres del All England Club.

La isleña se despide de su aventura con su mejor actuación hasta la fecha en este Grand Slam y habiendo igualado la marca de hace unas semanas en Roland Garros, donde Errani la eliminó en octavos.

Durante el primer set, ambas jugadoras se mantuvieron igualadas -cada una rompió el servicio de su rival en una ocasión- hasta el desempate, que concluyó 7-5 a favor de la octava favorita. Kvitova aprovechó en el segundo set la única bola de rotura que se le presentó y abrió una ventaja que hizo imposible a la tenista canaria remontar el partido. Con todo, Suárez es la primera española que alcanza los octavos en Wimbledon desde 2001, cuando Conchita Martínez no solo se clasificó para esta ronda, sino que prosiguió hasta los cuartos.

La grancanaria revelaba tras la derrota que había carecido de "paciencia" y de reconocer "el momento clave del partido y aprovecharlo. Además, apuntó que otra "clave" pasaba por sus primeros saques y restos: "La importancia del saque y el resto era prioritaria y no he estado como debía". Por último, insistió que la checa, al ser zurda, le complicó más el saque y el resto. "No te da nada. Tienes que aprovechar las ocasiones a la primera. Si no, ellas cogen confianza y se vienen arriba", dijo la 18ª del ranking.

Ferrer y Verdasco, a cuartos

Ferrer, en un duelo completísimo, remontó la primera manga al croata Dodig y se impuso por 6-7(3), 7-6(6), 6-1 y 6-1. El número 4 del mundo, se medirá mañana en cuartos al argentino Del Potro, que se deshizo con autoridad de Seppi. El otro español en liza, Verdasco, doblegó a De Schepper por 6-4, 6-4 y 6-4. El madrileña se las verá, también mañana, con Murray, el favorito del público británico.