El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, afirmó ayer que "si Madrid hubiera celebrado los Juegos Olímpicos de 2020, habría hecho mucho daño a Canarias dada la situación económica actual, porque los escasos recursos del Estado se hubieran concentrado en Madrid".

Rivero hizo esta afirmación ayer por la mañana en una entrevista en la cadena COPE, durante la cual, el presidente se preguntó: "¿Qué habría ocurrido si Madrid hubiera sido elegida sede de los Juegos Olímpicos de 2020?". Y se contestó: "Si ahora son escasos los recursos que el Estado manda a Canarias; si nos recortan en obras para carreteras, en infraestructuras hidráulicas y en programas de empleo, de aquí a 2020 y con el argumento de que hay que hacer las infraestructuras de Madrid para las Olimpiadas, se hubiera hecho mucho daño a Canarias porque los escasos recursos del Estado" (que se redistribuyen a las comunidades autónomas) "se hubieran concentrado en Madrid", concluyó.

Algo más tarde, y tras inaugurar el curso escolar, Rivero afirmó que la "falta de credibilidad internacional" del país ha perjudicado a la candidatura olímpica de Madrid para albergar los Juegos de 2020, e insistió en que actualmente la marca España "no tiene peso".

Añadió que a la hora de elegir sede "han aflorado más" los aspectos negativos que los positivos, y subrayó que el "mensaje" de Mariano Rajoy sobre "ajustes y recortes" no se adapta al "esquema" del COI (Comité Olímpico Internacional), que, en su opinión, "busca apuestas por dinamizar la economía y no políticas restrictivas". "Se vendió la piel del oso antes de cazarlo. Fue excesivo el optimismo con la candidatura y en proporción a esa ilusión, la gran decepción. Ha sido un error estratégico como se ha conducido este asunto", concluyó.

Réplica de Navarro

Ante estas valoraciones, la portavoz parlamentaria del Grupo Popular, Australia Navarro, señaló que Paulino Rivero, "ofende a todos los españoles" con sus valoraciones "mezquinas" sobre la eliminación de la candidatura olímpica de Madrid.

Para Navarro, "las valoraciones del presidente del Gobierno de Canarias sobre la eliminación de la candidatura olímpica de Madrid son una reacción mezquina que retrata la talla moral y política de un dirigente público que, a todas luces, no ha estado a la altura de las circunstancias".

En opinión de la diputada popular, "asegurar públicamente que España no es una buena marca, o poner en duda la estabilidad de nuestro país, no sólo es falso, sino que ofende a todos los españoles y, en particular, a los canarios que, desgraciadamente, se ven representados en el presidente de su comunidad". Navarro afirmó que "los canarios, como españoles que son, deseaban de todo corazón que triunfase la candidatura española y comparten la misma desilusión que el resto del país, al conocer el desenlace de la votación".

Decepcionados

La delegación de la candidatura de Madrid 2020, integrada por miembros como Jaime Lissavetzky, Theresa Zabell, Mireia Belmonte y Teresa Perales regresaron con la decepción que supuso la eliminación de la candidatura madrileña para los Juegos Olímpicos de ese año.

"Se ha hecho el trabajo que se tenía que hacer, y luego ya los que votan ahí lo hacen como quieren. Había que hacer una reflexión de como está votando el Comité Olímpico Internacional. Nos gustaría a todos que las reglas fueran claras y supiéramos cuáles son los aspectos más importantes", declaraba tras el aterrizaje Jaime Lissavetzky, portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid.

"Los ánimos no son los mejores del mundo porque una derrota como la que hemos sufrido hace daño. Parece ser que el tema de las finanzas ha sido, en este caso, muy importante para ellos", añadió.

Jaime Lissavetzky habló, además, sobre la posibilidad de que haya una cuarta presentación de la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos de 2024, a la que se refirió diciendo que "de entrada no habrá una cuarta candidatura después de tres intentonas consecutivas".

Por su parte, la vicepresidenta primera del Comité Olímpico Español, Theresa Zabell, dijo haber recibido la decisión como "un jarro de agua fría" ya que no esperaban este resultado final.

"Ahora mismo no estamos pensando en 2024. Lo que tenemos que hacer es que pensar en lo que ha pasado. Hay que sentarse y reflexionar. Lo del 2024 será en el futuro", añadió.