El triunfo ante el CB Canarias del pasado domingo significa, con cuatro triunfos en cuatro jornadas, el mejor inicio de curso para el Herbalife Gran Canaria desde su ascenso a la ACB en el año 1995. El equipo de Pedro Martínez, de esta manera, se ha erigido en principal amenaza al poder establecido por los equipos de Euroliga con victorias ante rivales de entidad como Laboral Kutxa, UCAM Murcia, Bilbao Basket y Canarias. El buen momento del conjunto grancanario, en el año de su mudanza a Siete Palmas, se refleja en los números y las estadísticas de la competición.

El Granca es segundo, invicto y colíder, en la clasificación de la Liga Endesa igualando los triunfos de Real Madrid y Barcelona Regal. Además, es el segundo mejor equipe en ataque de la competición por su promedio anotador, con una media de 86,75 puntos -contó con una prórroga a su favor- sólo superado por un intratable Real Madrid, el vigente campeón, que se eleva hasta los 93 por encuentro. Igual de meritoria es su valoración estadística, ya que con 106 créditos de media se encuentra en la tercera posición en el global de la liga.

En aspectos más específicos del juego, el Granca también destaca. El amarillo es el conjunto con mayor porcentaje de acierto en el tiro libre de la ACB con el 89,36 por ciento de sus lanzamientos anotados. La mejoría en este apartado respecto al curso anterior es sorprendente, ya que los amarillos terminaron el último campeonato con el peor porcentaje de entre los 18 equipos de la Liga Endesa.

También es tercero en el número de asistencias (16,75), segundo en faltas recibidas (22,75) y cuarto en el acierto desde la línea de triples (37,50%). Además, es el primero de la liga en rebotes ofensivos y totales, uno de los aspectos en los que esta versión del Herbalife está fundamentando sus triunfos. Los amarillos capturan una media de 29,75 rebotes en su aro, 12 en el del rival para un registro de 41,75 en la suma de ambos, con lo que supera al poderoso Real Madrid de Pablo Laso. Por contra, en el apartado negativo destaca la presencia de los amarillos en el tercer lugar de la clasificación de tapones recibidos y, más preocupante, la cuarta posición en la suma de balones perdidos, con 12,25 por encuentro.

Además, dos jugadores de amarillo han entrado en el quinteto de la jornada que elabora la ACB. Nacho Martín, a las puertas del MVP semanal, lo hizo en la tercera jornada tras su exhibición (30 puntos y 40 de valoración frente al Bilbao Basket) y Javier Beirán en la última jornada (22 y 22, respectivamente). El ala-pívot vallisoletano destaca también en las estadísticas individuales como el tercero en valoración de la liga (21), segundo en anotación (19,3), el jugador con mejor porcentaje de acierto en triples (72,73%) aunque empatado con Carlos Cabezas, y sexto en tiros de dos puntos (5). Otros jugadores destacados en los números son Tomás Bellas -octavo en puntos a favor y 15 en asistencias-, Xavi Rey -octavo en mates- y un debutante como Tavares, que figura como el cuarto con más tapones.

Sin euforia

La estadística sirve para analizar de manera objetiva el rendimiento de los hombres de Pedro Martínez en su mejor curso y en relación al resto de equipos y jugadores de la competición. Sin embargo, desde el club se mantienen los pies en el suelo y se llama a la prudencia ante los peligros del exceso de euforia. "No creo que se pueda hacer una valoración por cuatro partidos", indicó el entrenador del Granca en su comparecencia tras el cuarto triunfo. "Tan sólo que es un buen inicio de temporada. Pero queda mucho y muy complicado", añadió a continuación. Y es que la realidad en el Centro Insular se mide por semanas y en el partido a partido. Ahora toca Estudiantes.