Un tesoro en tiempos infernales. Las cadenas de fútbol base del Unión Peña y Barrio Atlántico han ingresado 8.000 euros en concepto de derechos de formación del futbolista grancanario Jonathan Viera. El mediapunta, que milita en el Rayo Vallecano, fue traspasado en junio del 2012 al Valencia por la UD Las Palmas por 2,5 millones de euros. Casi dos años después de la operación, ya han gastado el botín que fue abonado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) como actores claves en la formación del internacional sub 21.

Viera, cedido por el club ché al Rayo de Paco Jémez desde el pasado septiembre, militó en el Unión Peña una temporada (2001/02) y en el equipo Infantil B. Por esta circunstancia, la cadena de San José ha percibido 3.500 euros.

Miguel Figueroa, presidente del club, que cuenta con 147 jóvenes y un presupuesto de 22.000 euros para esta temporada, detalla que el premio por el paso de Viera ha sido vital para evitar la quiebra. "Se cobró en la pasada temporada. Ha sido crucial para intentar soportar los gastos en esta aventura de formar talento en San José. Estamos muy necesitados, fue algo bendito".

Lea la noticia completa en la edición impresa de La Provincia, en el PDF del periódico o en Orbyt