¿Cómo recuerda sus primeros pasos como futbolista?

Yo empecé en mi pueblo, que se llama Pueblonuevo del Guadiana. De ahí pasé al Mérida donde estuve cinco años. Fue una etapa muy bonita y me forme como persona. Es una etapa que ha influido mucho en mi y la recuerdo con cariño.

¿Quienes eran sus ídolos o referentes entre los porteros?

Bueno, cuando yo estaba en el Mérida jugaba Nuno Espírito Santo, que ahora es el entrenador del Valencia, y me fijaba en él. Además, me fijaba en Paco Buyo, del Real Madrid. Son porteros en los que te intentas fijar y en los que te sientes un poco identificado. No se porque con Buyo y su manera de para. A lo mejor por los reflejos que tenía.

También estuvo convocado con la selección sub-18 y sub-20. ¿Cómo fue esa experiencia?

Bueno, tuve algunas convocatorias pero no llegué a participar en ningún torneo.

¿Cómo recuerda su etapa en el Betis y en Primera división?

Fue una etapa bonita, aunque tuvimos años complicados con algún descenso. Coincidió con que el otro equipo de la ciudad estaba muy bien y la verdad es que fue una etapa muy intensa en ese sentido. Pero bueno, también recuerdo años mejores, con ascensos y el poder clasificarnos para Europa. Fue una etapa bastante dilatada y la recuerdo con mucho orgullo.

Usted se hizo popular tras una gran actuación en el derbi contra el Sevilla en el 2012 y la revista L'Equipe

La verdad es que ha habido tiempo para todo. Ya llevo tiempo en esto y han habido días malos y otros buenos. Por eso, uno sabe que hay que estar concentrado en hacer las cosas bien en el día a día para estar preparado para jugar. Yo intento trabajar para consolidarme hoy en día en Las Palmas, intentar ser el portero titular y jugar muchos partidos aquí.

En ese derbi quedó claro que la presión no le afecta.

Esos partidos son lo bonito del fútbol. Al final, el ruido, el ambiento y todo lo que rodea a esos partidos son cosas bonitas. Uno trabaja cada día con la ilusión de poder jugar ese tipo de partidos.

El año pasado fue uno de los porteros más destacados de la categoría con el Murcia y se quedó a las puertas del ascenso. ¿En qué momento de su carrera considera que se encuentra?

Yo me encuentro muy bien. No lo sé. Quizá me hubiera gustado haber jugado más partidos en el Betis, haber tenido la oportunidad de competir más, pero no se dio. No tenía esa confianza. Salí fuera y me están dando un poco más de confianza. Eso hace que me sienta bien y que me sienta más liberado y eso se nota a la hora de rendir y competir.

¿Cómo vivió todo el lío del Murcia durante el verano y ese desenlace con acusaciones?

Ha sido un verano muy duro, la verdad. Yo lo he pasado muy mal. El presidente del Murcia se ha portado de una manera muy injusta conmigo y sin motivos porque yo lo que hado todo por esa camiseta. El año pasado fue bueno para todos. Lo hicimos muy bien y creo que al final nos trató de una manera muy injusta a todos y a mí especialmente.

¿Su objetivo vuelve a ser el ascenso a Primera?

Sí. Yo creo que Las Palmas está obligado a estar arriba es un gran equipo y una gran entidad, tenemos un gran entrenador y el equipo está trabajando muy bien. Se están haciendo las cosas bien y creo que al final estaremos arriba.

¿Fueron esos los motivos por los que se decidió por Las Palmas y no por el resto de ofertas?

Sí. Las Palmas tiene un equipo y un proyecto ambicioso y me gustó lo que me ofrecieron. Me costó salir y he llegado a un buen equipo en el que me está costando jugar. Hay mucha competencia y seguiré trabajando para ayudar al equipo en lo que pueda.

En esa competencia afecto que usted llegara con el cierre de mercado y no antes. Raúl se adelantó en la pelea. ¿Lo asume así?

Bueno, yo no había podido entrenar con normalidad en Murcia y no vine físicamente en las mejores condiciones. Quizás este tiempo en la suplencia me haya venido bien para ponerme bien físicamente y para poder competir a un mejor nivel. Ahora me encuentro bien y en condiciones para pelear por el puesto y ayudar al equipo.

Usted llegó como un refuerzo importante. Ahora pretende no salir de la titularidad.

Sí. Desde el primer día que vine lo hice con la intención de jugar. A todo profesional le gusta jugar y competir. Yo me encuentro bien. Entiendo que hay una competencia importante, que el equipo está bien y que tendrá que decidir el entrenador... pero mi idea es esa. Yo tengo ganas de jugar siempre.

¿Cómo ha visto a Raúl este fin de semana?

Raúl está bien. Lo ha hecho muy bien hasta el momento. Es un gran portero y un gran profesional y probablemente esto le hará tener más ganas de entrenar duro.

¿Le sorprendió el inicio de temporada del equipo o lo esperaba así?

Lo esperaba. Una vez que empiezas a trabajar y vez como entrena el resto del equipo, con la intensidad que le pone, ves normal que el equipo esté bien. Ahora es importante seguir igual porque esto no ha hecho más que empezar. Lo importante es que estamos en el camino correcto.

¿Tiene ganas de estrenarse ante su nueva afición?

Sí claro, pero no solo estrenarme sino jugar un millón de partidos para la afición de la UD por lo bien que me han acogido.