El calendario de la UD no da respiro. Pese a que pasaron rivales como el CD Tenerife, el Sporting de Gijón y el Real Betis, quedan dos huesos duros de roer en las próximas cuatro jornadas que Paco Herrera fija como prioritarias. El propio entrenador señaló que la hoja de ruta de los amarillos suavizaba en dificultad y que la competencia todavía debe enfrentarse a los oponentes que ya ha combatido la escuadra amarilla. Sin embargo, Las Palmas alternará puertos llanos con otros de alta montaña, según el argot del ciclismo. El Numancia se enfrente a los amarillos en Copa del Rey -el próximo jueves- después en Liga el próximo domingo. Tras esto, el conjunto de Paco Herrera tendrá que rendir visita a la Ponferradina y a un campo de esos que se le atragantan a la UD y ante un rival que se encuentra solo un puesto por debajo. El Albacete se presenta como la siguiente víctima del Estadio de Gran Canaria y la UD acabará este ciclo en casa del líder. El Girona vuelve a ser un equipo poderoso y Montilivi está en las pesadillas recientes de los amarillos. Será un hueso duro de roer y un examen de entidad para la UD. F.B.