La incredulidad del pitbull. El lateral Ángel López -que contabiliza 1.080 minutos en Liga- expresó ayer su sorpresa tras ser cuestionado por los pitos del Gran Canaria a Nauzet ante el Mirandés. "Los rivales no lo entendían, nos preguntaron en el vestuario cómo podían pitar a un compañero -al de Las Mesas- cuando vamos primeros. No lo habían visto en ninguna parte".

Y recordó que "a los jugadores no nos gusta" recibir críticas de tu afición y sale en defensa del extremo diestro: "Es exigente y arriesga. Practica un juego valiente y si no se plasma en el césped, es fácil criticarle. Pero si analiza con detalle cada uno de sus encuentros, su aportación ha sido clave en este liderato".

Humildad y recuperar el registro vertical de la UD, las dos consignas de Ángel López. "Hay que atacar con intensidad y buscar las acciones a balón parado, que son las que resuelven este tipo de duelos tan igualados".

Por otro lado, resaltó que el liderato no es casual y que están en el camino correcto para conquistar el ascenso. "Hoy -ayer para el lector- el técnico Paco Herrera nos ha recalcado que está muy satisfecho con el trabajo. Hay que ser prudentes, en dos semanas puedes pasar de ser primero a la sexta plaza. Toca seguir trabajando duro y más si cabe ante un rival tan peligroso como el Real Valladolid".

Romper las estadísticas

Como condición fundamental para tomar Zorrilla, una plaza maldita para la UD, receta firmar una actuación portentosa. "Para vencer en sitios difíciles hay que hacer un duelo perfecto. Estoy convencido de que será un partido de detalles".

Se desmarca de los registros negativos, si los amarillos nunca han ganado en Liga en Pucela toca "romper las estadísticas". "En los primeros minutos cuesta coger el ritmo, es un campo muy rápido", finaliza. Ángel ha caído en dos ocasiones con la UD -las dos por (1-0)- pero ganó en Zorrilla con la elástica del Celta de Vigo el 15 de febrero del 2004 en Primera por (0-2).