El Rocasa Gran Canaria ACE acabó la pretemporada navideña con victoria ante el BM Valsequillo por 32-28 en el amistoso disputado este sábado en Las Remudas. Las 19 paradas de Silvia Navarro fueron las principales protagonistas.

Se llegaba a este encuentro tras dos amistosos ante Canarias y el propio Valsequillo, con balance de cara y cruz. En esta ocasión, el equipo también doblegó al primer equipo masculino del club con las mismas sensaciones que el viernes.

Las jugadoras amarillas estuvieron un peldaño por encima en todas las líneas, incluida la defensiva. En ataque, quizás no tan fluido pero mucho más efectivo que en los dos enfrentamientos anteriores, las teldenses demostraron que el bajón sufrido durante el parón es transitoria y que estarán a buen nivel en las próximas semanas.

Durante el primer tiempo, los ataques se imponían a las defensas. El Valsequillo lo hacía más en cuanto a potencia y el Rocasa en cuanto a táctica, donde fue superior. Todas las líneas fueron bastante participativas, incluso los extremos, quienes no tuvieron tanto protagonismo en los choques de la semana. Al descanso, el resultado era favorable al equipo amarillo (15-13).

El segundo periodo tuvo el mismo ritmo (medio-bajo) pero con el Rocasa Gran Canaria ACE más fallón en la parcela ofensiva. De ahí los continuos contragolpes del cuadro azulón. Pero apareció Silvia con hasta seis paradas consecutivas para levantar el ánimo a sus compañeras y, evidentemente, sacar más de un aplauso.

La victoria de cuatro goles de diferencia supone terminar bien la Navidad, puesto que ahora el equipo preparará desde mañana lunes el partido de octavos de final de la Copa de la Reina.