Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto Liga Endesa

Urtasun contra Urtasun

El duelo entre Herbalife y Sevilla enfrenta, con intereses opuestos, a dos hermanos gemelos

Álex (izquierda) y Txemi (derecha) lanzan a canasta en su equipos actuales.

Álex (izquierda) y Txemi (derecha) lanzan a canasta en su equipos actuales. ESTADIO DEPORTIVO/QUIQUE CURBELO

Tienen la misma edad, el mismo físico, el mismo aprendizaje, la misma trayectoria profesional, ocupan la misma posición y tienen casi el mismo estilo con el balón en las manos. José Miguel 'Txemi' Urtasun y Álex Urtasun son hermanos gemelos, sangre de la misma sangre y dos gotas de agua. Y hoy, en el duelo entre el Herbalife Gran Canaria y el Baloncesto Sevilla, se verán las caras como rivales sobre el parqué del Gran Canaria Arena.

"Es una sensación especial; bonita pero al mismo tiempo contradictoria", reconoce el escolta del conjunto de Aíto García Reneses. "Mi hermano es la persona con la que más tiempo he pasado en mi vida y con la que más cosas he compartido", explica éste antes de añadir: "Somos hermanos y gemelos. Tenemos un parecido físico y siempre le deseo lo mejor. Pero bueno, durante un partido es tu enemigo. Esta es una sensación extraña y contradictoria. Siempre quiero lo mejor para mi hermano. Pero me enfrento a él e intentaré que no juegue bien".

No es la primera vez que los Urtasun coinciden en una cancha. Para ellos es algo natural. Los que les conocen aseguran que su competencia era feroz y eso les permitió crecer y mejorar. El pique era brutal y ambos se midieron constantemente en la autoexigencia para erigirse, juntos, en dos de las promesas más valiosas del baloncesto navarro. Y es que todo, en su infancia, giró en torno a un balón.

"Mis padres habían sido jugadores", explica el del Granca. "Se conocieron porque mi padre fue entrenador de mi madre. Así que desde pequeños, junto con nuestro hermano mayor, el baloncesto siempre ha estado en casa y ahora más porque nos dedicamos a ello", expone el escolta amarillo al tiempo que reconoce la influencia del mayor de los Urtasun; Ignacio, conocido como 'Pope', un ejemplo a seguir en casa de los Urtasun. Cuatro años mayor que Txemi y Álex -nacidos en Pamplona un 30 de abril de 1984-, Pope desarrolló su carrera profesional en la Liga LEB. Ambos, Txemi y Álex, reconocen que su infancia son recuerdos de una cancha de baloncesto y todo empezó para ellos entre dos pequeños universos: el patio del colegio San Cernín de Pamplona, de gran tradición, y la pasión por el balón que se respiraba en su hogar.

Sus similitudes no son solo físicas. Ambos comparten posición, bote y hasta mecánica de tiro, pero el juego de Álex es superior en el manejo del balón y lo demostró desde pequeños cuando ambos compartían equipo y éste ejercía como base. Mientras, el juego del escolta del Granca es más directo, destacando especialmente en la verticalidad hacia la canasta. "Somos jugadores parecidos. Quizás él es más especialista en el tiro y yo más completo, porque puedo hacer más cosas", presume el amarillo.

Trayectoria en paralelo

Txemi y Álex Urtasun, inseparables fuera y dentro de las canchas, fueron dos de las mayores promesas del baloncesto navarro y nacional, ya que dominaron la escena primero como canteranos del Planasa Navarra, después, llevando a su selección autonómica, sin apenas precedentes, a dos semifinales consecutivas -siendo terceros en al año 2000- y por último al ser incorporados al proyecto de estrellas del Siglo XXI en categoría cadete. En esta extinta escuela de formación de la Federación, ambos dejaron una huella importante y sus triunfos ante Real Madrid y FC Barcelona se cobraban con ventajas de 30 puntos.

Su gran rendimiento les llevó, tras las dos temporadas de Cadete y dos de Júnior, a dos grandes contratos: Álex en Valencia y Txemi en el Unicaja de Málaga, ambos de cuatro años de duración. Pero el salto al baloncesto profesional no fue sencillo para ninguno de los dos. Los gemelos han tenido que recorrer un camino plagado de espinas en la LEB Oro.

Tras la experiencia de la escuela de Siglo XXI, el punto de partida de sus carreras, la trayectoria de los gemelos Urtasun ha discurrido en paralelo. Álex, internacional sub18 y sub20, fue cedido al Cerámicas Leoni de Castellón, a la Universidad Complutense y al León Caja España hasta que fue llamado a filas por el equipo taronja para la disputa del Playoff del 2004 tras la lesión de Antoine Rigoudeua. Siguieron más cesiones: Plus Pujol Lleida y Alerta Lobos Cantabria -donde fue subcampeón de la Copa Príncipe de 2007-, hasta que se estableció definitivamente como jugador ACB en el Valencia, Bruesa GBC y Meridiano Alicante. Álex se perdió la temporada 2012-2013 por lesión y tras pasar por Planasa Navarra y CAI Zaragoza, recaló en marzo de 2014 en el Cajasol de Sevilla, a las órdenes de Aíto, donde se ha ganado un puesto en el actual y remozado Baloncesto Sevilla. Actualmente es uno de los capitanes del conjunto hispalense. Es el máximo anotador del equipo con 10,6 puntos de media por partido y segundo en valoración, tras Willy Hernangómez, con 11,4 créditos.

Por su parte, Txemi recaló en un Unicaja en el que no llegó a debutar. Sus cesiones en la categoría de plata le llevaron a Bilbao, La Palma, Zaragoza y Leche Río Breogán. La alternativa en la ACB le llegó con el Bruesa GBC de San Sebastián, Estudiantes y el Grupo Breogár León. Pero el punto de inflexión resultó ser su regresar a la LEB Oro para afianzarse en Alicante. Llegó el despegue: Cajasol, Banca Cívica y Unicaja, con quien debutó diez años después de su fichaje. Txemi, quizás con mayor nombre y cartel en la actualidad, se ha consolidado definitivamente en la ACB gracias a sus buenas temporadas en un equipo de Euroliga como Unicaja donde se erigió en protagonista de las semifinales del curso pasado antes de recalar en Gran Canaria tras convertirse en un jugador cotizado en el mercado y en la apuesta del Granca.

Ahora ambos se vuelven a ver las caras con intereses opuesto. Los gemelos Urtasun han coincidido como rivales en tres ocasiones, la primera en el temporada 2007-2008. Álex jugaba en Valencia y Txemi en el Estudiantes. Ganó el primero; 72-79, pese a los ocho puntos del amarillo. En la 2010-2011, volvieron a enfrentarse esta vez con Álex en el Lucentum Alicante y el actual jugador del Gran Canaria en el Cajasol de Sevilla, equipo en el que ahora milita su hermano. Esta vez ganó Txemi con siete puntos por los cinco de su hermano. Los gemelos volvieron a enfrentarse en el 2013, una semana después de que Álex firmara con el CAI Zaragoza y con Txemi en Unicaja. Ganó Álex 67-76. Esta será la cuarta vez que ambos se verán las caras, con intereses opuestos en la ACB.

Compartir el artículo

stats