Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viera cautiva con su magia en la oficina

El mediapunta de La Feria, que apunta al debut, brilla en la sesión de trabajo

Viera, detrás, Ángel.

Viera, detrás, Ángel. YAIZA SOCORRO

La huella del Romario del barrio de La Feria. El mediapunta Jonathan Viera, el único refuerzo invernal en el club amarillo, confirmó ayer su mejoría con un recital de destellos mágicos. El talentoso atacante, que se quedó sin debutar ante el Barça B en el Mini Estadi, fue el jugador más destacado en el entrenamiento en Barranco Seco y se ganó el reconocimiento de los dos centenares de aficionados. Luciendo su toque barroco, contó con el aplauso del técnico Paco Herrera: "Así Jony, lo vas cogiendo; poco a poco", le transmitió.

La evolución física de Viera, que afronta su segunda semana de trabajo de amarillo, tras llegar cedido por el Standard de Lieja, abre la puerta a su estreno ante el Zaragoza -este domingo-. Incisivo y con una visión de juego privilegiada, su sociedad con el Chino Araujo y Nauzet puede convertirse en el nuevo arma mortal del líder de Segunda.

Producto de su implicación extrema con el proyecto del ascenso, Viera golpeó ayer el césped, en un gesto de rabia, cuando no finalizó con acierto un regate. Su entrega es infinita y el proceso de acople agota a pasos agigantados. "Es una pieza importante que hace cosas diferentes; confiamos plenamente en su valía", ha destacado el máximo responsable de la UD.

A menor ritmo

Casto, Roque Mesa, David Simón, Javi Castellano, Ángel López, David García, Culio, Vicente Gómez, Nauzet y Araujo trabajaron ayer al margen. Se trata de la relación de jugadores que fueron titulares ante el Barça B. La UD, con las únicas bajas de Juan Carlos Valerón -lesión muscular- y Aythami vuelve mañana al trabajo en el campo de Barranco Seco (10.00 horas).

Compartir el artículo

stats