Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto Liga Endesa

El Granca eclosiona en Zaragoza

El Herbalife domina al CAI, 78-102, para lograr su noveno triunfo del curso - Un parcial inicial de 0-16 decide el duelo - Kuric, máximo anotador con 31 puntos

Levon Kendall, pívot canadiense del Gran Canaria, machaca el aro del CAI Zaragoza en el triunfo amarillo en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza.

Levon Kendall, pívot canadiense del Gran Canaria, machaca el aro del CAI Zaragoza en el triunfo amarillo en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza. LOF

El Herbalife Gran Canaria, convertido en rodillo de buen juego, acabó con el CAI Zaragoza, 78-102, para sumar su cuarta victoria consecutiva en la Liga Endesa. A falta de un partido para el final de la primera vuelta, le ha dado la vuelta a la dinámica errática del inicio de temporada y regresa a casa, tras una semana en la carretera, con la sensación de haber explotado definitivamente en ese equipo dominador que presupone por el nivel de sus jugadores y entrenador.

Tras sufrir para ganar a Fuenlabrada y Sevilla en el Gran Canaria Arena y padecer lo propio con prórroga en la cancha del Murcia, los amarillos realizaron su mejor partido de la temporada ante el CAI Zaragoza, un gallito de la competición y un rival directo en la clasificación. El juego de los amarillos fue superior, solvente y dominador desde el inicio del encuentro hasta el último segundo del mismo y contó con un Kyle Kuric inspirado que rozó el partido perfecto.

El duelo tuvo un inicio soñado para los jugadores de Aíto García Reneses. Si en las últimas citas ligueras habían flaqueado en su puesta en escena, ayer, un parcial de 0 a 16 en solo cuatro primeros minutos dejó bien claro cuales eran las intensiones del Herbalife Gran Canaria. Fue un amarillo intenso y concentrado que tuvo en su gigante caboverdiano, Edy Tavares, a un referente que no para de crecer con el paso de las jornadas. El pívot tenía un rival incómodo. El serbio Jelovac se presentaba en escena como el tercer jugador de la ACB en valoración y el cuarto en anotación. Pero fue Little Edy, tras su 'MVP' en la jornada de Eurocup el que tomó el mando en el Príncipe Felipe de Zaragoza desde el salto inicial. Tavares anotó ocho de los primeros 18 puntos de su equipo. Kuric convirtió sus dos primeros triples y el Granca logró una ventaja que mantuvo siempre por encima de los diez puntos.

Cuando el Zaragoza, que no caía en su casa desde la visita del Valencia en la tercera jornada, finalmente despertó se vio con 16 puntos de desventaja, una diferencia psicológica letal que estableció la sensación en el conjunto aragonés de estar a merced de los amarillos. Por mucho que lo intentaron, los pupilos de Ruiz Lorente y el grancanario Willy Villar, no podían reducir la ventaja por debajo de los 10 puntos.

Solo un 17-27 amenazó la solidez del Granca pero los amarillos estaban en un día fino en el tiro exterior y Brad Newley volvía a hunidr las esperanzas de los maños. El Herbalife Gran Canaria jugaba tranquilo, con la impresión de dominar por completo el escenario y no se dejó llevar en nigún momento por la relajación, un mal habitual en la presente temporada y supo gobernar el encuentro con mano de hierro.

El Zaragoza, que se jugaba un billete seguro para la Copa del Rey de Gran Canaria, salió un fuerzas renovadas en el segundo cuarto y se puso a nueve puntos (22-31) con las primeras transiciones. Pero ni Báez ni Kuric estaban por la labor de permitir ninguna alegría al rival. El escolta de Louisville sumó dos nuevos triples para su cuenta, para sumar un cuatro de cuatro sin fallo. y recuperar una ventaja de 15 puntos; 24-39. Jelovac parecía el único capaz de contestar en el bando aragonés pero siempre estuvo demasiado solo en su pelea. El conjunto zaragozano no se rindió pero le pesó la falta de confianza a la que le condenó el juego de los amarillos. El CAI fallaba y fallaba. Mientras, en Granca crecía. Los amarillos se fueron al descanso con 17 puntos de ventaja; 35-52.

Quedaban 20 minutos y el temor de un bajón en los amarillos. Sin embargo, el nuevo Granca, el que nació ayer en liga, no permitió que esto ocurriera. Se peleó cada acción y se defendió como si cada jugada fuera la última y el marcador estuviera igualado.

Levon Kendall y Kuric llevaron la renta hasta los 20 puntos, 40-60. Jelovac (acabó con 28 puntos y 38 de valoración) seguía solo. El Granca navegaba con viento a favor hacia su noveno triunfo en liga; 58-76 al finalizar el tercer acto.

El CAI intentó un último esfuerzo, más con la intención de reducir la diferencia de cara al basket average que para ganar el partido. Sin embargo, el Granca no concedió ni siquiera esto. Siguieron más triples y buenas defensa hasta el 78-102 final. El Herbalife a falta de cinco semanas para la Copa, ha explotado.

Compartir el artículo

stats