Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas Actualidad

Almansa, el precedente

La UD ya ganó un partido jugando con ocho

Javi Martel (i) y Nauzet Alemán, en un entrenamiento en 2005.

Javi Martel (i) y Nauzet Alemán, en un entrenamiento en 2005. LP / DLP

La UD Las Palmas ya ganó un partido con ocho jugadores. No fue exactamente igual que el domingo frente al Zaragoza, pero existe ese precedente. Ocurrió, en concreto, el 15 de septiembre de 2005, con ocasión de la disputa de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey. Almansa (localidad perteneciente a la provincia de Albacete) fue el lugar de los hechos. Javi Martel de la Guardia fue el Roque Mesa de aquel partido y Nauzet Alemán, protagonista en ambos.

"La diferencia respecto al domingo es que entonces éramos diez contra ocho, pero nosotros teníamos el hándicap de que no teníamos portero, porque expulsaron a Javi Ortega, y fue un jugador de campo, Aday, quien se puso bajo los palos para contrarrestar aquel asedio constante", señala uno de los principales protagonistas de aquel partido: Javi Martel, autor del gol del triunfo que clasificó a los amarillos para la siguiente ronda copera, en la que se enfrentaron al Atlético de Madrid.

Bajo la dirección del serbio Josip Visnjic, la UD Las Palmas inició la competición del torneo del ko de aquel año disputando la ronda previa, en la que se enfrentó a doble partido con el Universidad de Las Palmas (0-0- y 0-1). Luego quedó exenta en la primera eliminatoria y en la segunda le correspondió, a partido único, visitar al Almansa, ambos en Segunda B.

Los manchegos se adelantaron en el marcador por mediación de Pepín al filo del descanso. Los de Visnjic lo intentaron, pero no había manera. Además, los amarillos se vieron con nueve jugadores contra diez. En el minuto 68 fueron expulsados el local Felipe y el amarillo Antonio José González, Curro -había suplido a Alberto en el 54-; y, posteriormente, en el 86, el colegiado, adscrito al colegio murciano, Antonio Cerezuela Caravaca, expulsó también al cancerbero amarillo, Javi Ortega. Ya estaban hechos los tres cambios y Aday se armó de valentía y se enfundó los guantes para sufrir en defensa de la portería amarilla.

Sin embargo, cuando fenecía el encuentro apareció el protagonismo de Nauzet Alemán, que había saltado al campo en sustitución de Jorge Cabeza también el 54, y en el primer minuto del alargue puso el empate en el marcador.

Prórroga y más sufrimiento: en el 103 el argentino Siro Darino vio la segunda cartulina amarilla y la UD Las Palmas se quedaba con ocho sobre el terreno de juego. Tocaba a rebato y todos a defender.

"Fue un acoso constante del Almansa", recuerda Javi Martel, quien en el minuto 115 logró la misma proeza que Roque Mesa: marcar el gol que daba el triunfo.

El ex capitán amarillo recuerda "perfectamente" la jugada. "¡Cómo no la voy a recordar, si fue el único gol que marqué como profesional en la UD!", y la relata. "Nos estaban acribillando y cedimos córner. Lo sacaron y despejé el balón como pude. La enganchó Nauzet y echamos a correr los dos. Hicimos dos paredes en largo y me la puso para encarar al portero. Me planté solo delante de él y le encaré. Lo hice por la derecha y se la tiré a un lado, marcando. Los cogimos totalmente despistados. Miré a la izquierda y vi la locura. Visnjic corría alborozado, Curro, uno de los expulsados, también corría gritando por la grada. Fue muy bonito y una locura".

"Lo disfruté muchísimo, ya te puedes imaginar. Pasamos y luego nos tocó el Atlético. Una buena taquilla y todos contentos. De ese partido quedan en la plantilla, además de Nauzet Alemán, Aythami Artiles [jugó todo el partido] y David García [no jugó ese encuentro]", señala el excapitán amarillo.

El de Las Mesas fue protagonista entonces y también ahora. El domingo, frente al Zaragoza, marcó, asistió y resultó expulsado.

"Soy muy amigo de Nauzet, pero no hemos hablado de lo ocurrido en el partido. Por supuesto que lo vi, e incluso le recordé a mi mujer que yo había vivido algo parecido en Almansa y le conté ese gol que marqué", prosigue Javi Martel.

"No cabe duda que son situaciones distintas, pero me lo hizo recordar. El partido del otro día fue más difícil, más complicado, pero tampoco resto méritos a lo que hicimos nosotros, que jugamos sin portero", añade el exjugador amarillo -hoy día ejerce como segundo entrenador del Juvenil C de la UD, junto a Chus Trujillo-, quien a modo de finiquito sentencia: "Y menos mal que el gol no lo metió Hernán, que lo merecía. ¡Menudo jugadón se hizo! Él solo se llevó a casi todo el Zaragoza, para después remachar Roque. Si llega a marcar Hernán, ni Cristiano Ronaldo ni Messi ni nada. Ojalá siga así la UD Las Palmas, ojalá mantenga la racha y pueda ascender a Primera División".

En definitiva, que la UD Las Palmas ha realizado dos proezas similares y no deben haber muchos equipos en el mundo del fútbol que hayan logrado ganar dos partidos con ocho jugadores sobre el terreno de juego. Y menos con un mismo actor principal en el reparto, como es el caso de Nauzet Alemán. Goleador y asistente en ambos partidos y uno de los expulsados en el último. Es la historia.

Compartir el artículo

stats