Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol base Fuerteventura

Un fan de Araujo e Íker Casillas

El Tetir y sus compañeros apoyan al niño al que la Federación de Las Palmas anuló su licencia

Luis Bethencourt junto a su padre en Puerto del Rosario, ayer.

Luis Bethencourt junto a su padre en Puerto del Rosario, ayer. LP / DLP

Luis Bethencourt Plotner ( México, 2004) y español al año de su nacimiento, asistió ayer a clase de chino en Puerto del Rosario como un alumno más. Sin embargo, la negativa de la Federación de Fútbol de Las Palmas de anular su ficha federativa en el equipo alevín del Tetir por no haber nacido en España, le ha proporcionado una notoriedad que ni su familia ni el propio niño desean. Solo piden que Luis vuelva a jugar al fútbol en su equipo y que le aprueben su licencia que por derecho le corresponde.

Tras la publicación de su caso en la edición de ayer de LA PROVINCIA /DLP, sus compañeros y amigos en el colegio Millares Carló, en Puerto del Rosario, donde estudia Quinto de Primaria, le consideraban un héroe. Por la calle, todos conocen el asunto y le dedican palabras de elogio y de ánimo "ante la injusticia que han cometido con el pequeño", señala su padre Vicente Bethencourt.

El pequeño es un auténtico apasionado del fútbol desde los tres años. No solo del deporte del balompié, sino de otras actividades deportivas que ha desempeñado, como el judo o la natación. Eso sí, siempre vinculado al CD Herbania, una de las entidades deportivas más importantes del Archipiélago por su vinculación con el deporte base y por las magnificas instalaciones sociales.

"Siempre hemos querido que estuviera vinculado al deporte. Soy socio del Herbania desde hace 26 años y tanto su madre, Annete, como yo, le hemos inculcado los valores de la participación y el respeto, no solo a las reglas sino al contrario", señaló el padre del pequeño.

Luis es un apasionado del Real Madrid y de la UD Las Palmas. "Le encanta ver los partidos de estos equipos, que son sus favoritos. Iker Casillas es su ídolo ya que también juega de portero como él", apuntó, su padre.

La afición a los colores amarillos le viene al pequeño de su participación en los Campus de la UD que celebra en la Isla el Club Deportivo 35600. "Ha participado en todos y se ha aficionado mucho. Le encanta Barbosa, ahora en el Sevilla, Momo, Nauzet Alemán y, de forma especial Araujo. No se pierde un partido por la televisión cuando juega la UD y además se conoce a casi todos los futbolistas", indicó Vicente Bethencourt.

Luis y sus padres, Vicente y Annete, viven en el barrio de Los Estancos, a escasos kilómetros de Puerto del Rosario. Su vinculación con el Tetir le llegó por la proximidad del equipo a su domicilio y por la militancia de algunos amigos del pequeño. "El Tetir es como una familia. Aquí lo importante es la educación de los niños antes que los resultados. Es un equipo mixto donde juegan niños y niñas y todos están integrados. Creo que vienen realizando una magnífica labor en la educación deportiva y personal de los pequeños", señaló el padre del pequeño Luis.

Vicente Bethencourt es claro. "La Federación", añade, "no le ha roto la ilusión a mi hijo, que no entiende cómo no lo dejan jugar a él siendo español y sí a sus compañeros. Se lo he explicado con la máxima tranquilidad y es consciente de que todo se arreglara en poco tiempo porque es injusto lo que nos han hecho".

Bethencourt arremete contra la situación que vive su hijo. "Llevaba seis o siete partidos defendiendo los colores del Tetir", apunta, "hasta que llegó al club la carta. Es indignante. La verdad es que alucinas porque la Constitución dice que todos los españoles somos iguales. Y no es cierto. Lo triste es que la Federación Española de Fútbol se crea que está por encima de la Constitución. Solo espero que cuando todo se arregle le pidan perdón a Luis y a nosotros".

Mientras le llega al pequeño este descanso obligado por la burocracia, Luis ya piensa en poder ver por la tele el partido entre la UD Las Palmas y el Llagostera.

Compartir el artículo

stats