Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El rival

Dos verdugos de la UD el 22-J

Arturo y Samu, ahora en la Llagostera, subieron a Primera con el Córdoba en el Gran Canaria

Arturo -derecha- espera, junto a Raúl Bravo y Deivid, la llegada de un centro en el UD-Córdoba del 22-J.

Arturo -derecha- espera, junto a Raúl Bravo y Deivid, la llegada de un centro en el UD-Córdoba del 22-J. J. C. GUERRA

El 21 de junio es una fecha marcada para siempre en la historia del Llagostera. Fue el día del ascenso a Segunda A derrotando al Nàstic por 3-1 en la prórroga del último partido de playoff. Al día siguiente, pocas horas después de la celebración del éxito, a 2.400 kilómetros de distancia, era el Córdoba quien sonreía. Un gol de Uli Dávila en el descuento, tras la invasión de campo en el Gran Canaria que descentró por completo a los jugadores de la UD, que ya se veían en Primera, llevó a los andaluces a la élite (1-1 tras el 0-0 en la ida).

A las órdenes de Albert Ferrer en el Córdoba estaban Samu de los Reyes y Arturo, ahora compañeros en Llagostera, donde han llegado en este mercado de invierno. Este domingo se reencontrarán con el equipo azulgrana a la UD en el Nou Estadi Palamós Costa Brava. Un partido para siempre especial para ellos porque, como señala el delantero, "un ascenso a Primera no se celebra todos los días y menos si es tan especial como aquel por las circunstancias en que se produjo".

Arturo sustituyó a Miguel Ángel Nieto tras el descanso. Poco después del inicio de la segunda parte, Apoño ponía en ventaja a los locales haciendo un 1-0 que complicaba mucho las cosas a los andaluces, en un estadio abarrotado para celebrar el ascenso. El delantero recuerda que "ellos tenían el partido y la eliminatoria controlada porque a pesar de nuestros intentos para ir arriba y hacer el gol que nos hiciera subir a nosotros, tuvimos muy pocas ocasiones de peligro". Así fue hasta que llegó el tiempo añadido.

De repente, un grupo de seguidores locales invadieron el césped celebrando anticipadamente el salto de la UD a Primera. El árbitro, Sánchez Martínez, llegó a plantearse suspender los tres minutos que faltaban pero finalmente el campo se pudo desalojar. El Córdoba aprovechó la confusión para dar el golpe. "Todos los incidentes que hubo descentraron a los jugadores de Las Palmas. En la jugada de nuestro gol cometen unos desajustes defensivos que no habían concedido en toda la eliminatoria y lo aprovechamos", recuerda Arturo.

En la grada y en el césped

En la grada, viendo el partido, estaba Samu de los Reyes, que no entró en la convocatoria y se quedó junto a los lesionados y descartados por Albert Ferrer. Ha visto el gol de Uli Dávila "mil veces" en vídeo y se sabe de memoria la jugada: "Pelayo la saca en largo, Raúl Bravo la toca y Uli lo empuja al fondo de la portería. No nos lo podíamos creer porque con los compañeros ya lo dábamos todo por perdido pocos minutos antes. La fiesta en el vestuario fue de las que hacen época. Es lo más grande que me ha pasado nunca en el fútbol", asegura.

Tanto Samu como Arturo admiten que jugar contra Las Palmas será para siempre "especial". El delantero recuerda que aún lo será más cuando vuelva a pisar el Estadio de Gran Canaria pero no esconde que está motivado para reencontrarse con un Las Palmas que llegará a Palamós como líder y con la directa puesta hacia Primera División, para alcanzar el ascenso este año sin más tropiezos.

Una UD nueva

"Ya derrotamos al Valladolid, nos tenemos que hacer fuertes en casa y hace falta advertir a los rivales de que ganarnos en Palamós les será complicado", subrayan los dos futbolistas. Arturo, tras celebrar un ascenso a Primera División agónico, pide que la permanencia del Llagostera pueda certificarse sin tanto sufrimiento.

Samu, que ya debutó con el Llagostera esta semana en un amistoso contra el Guíxols, afirma que tiene muchas ganas de estrenarse en Liga. Y hacerlo contra los canarios le espolea aún más.

Compartir el artículo

stats