El Vicente Calderón pone esta noche en juego una plaza en las semifinales entre la ambición del Atlético de Madrid, con Fernando Torres y Antoine Griezmann en ataque, y el mejor Barcelona de la temporada, liderado por Leo Messi y Neymar, en un choque de estilos condicionado por el 1-0 a favor de los azulgranas en el Camp Nou.

Un partido decisivo entre dos aspirantes firmes al título del torneo, entre dos bloques potentes y de talento y entre el fútbol y el poderoso ataque azulgrana y la determinación y la fortaleza del equipo rojiblanco, al que sólo le vale la victoria y la remontada para superar su enésimo desafío de los últimos tres años y medio. Una confrontación táctica, pero también de ingenio, el que tienen muchos de los jugadores que estarán sobre el césped, y de fuerza, porque la presión y la intensidad también serán aspectos esenciales. En ese panorama, el Barça quiere continuar con su estado de gracia este curso en los enfrentamientos con el Atlético, pues a diferencia de la nulidad mostrada el año pasado (no ganó en ninguno de los seis partidos en que se citaron), en éste los dos encuentros jugados (Liga y Copa) se los ha llevado el grupo de Luis Enrique.

Hoy defenderá el valioso gol marcado por Messi en la ida, aunque la idea del equipo catalán es salir a por el partido en el Calderón e imponer su juego, para no escatimar esfuerzos para sumar la tercera victoria contra los rojiblancos.

Es un nuevo reto para el Atlético, que ha alcanzado las cotas más altas, con cinco trofeos en tres años, y que eliminó al Barça en la Liga de Campeones del pasado curso, pero que nunca remontó una eliminatoria en contra en las dos veces que lo necesitó. Ese es el objetivo del conjunto rojiblanco, que ha superado dieciséis de sus dieciocho rondas a doble partido con su actual técnico, que mañana contará con un Vicente Calderón lleno y con la baja de Koke Resurrección, un futbolista fundamental para el Atlético y fuera de la convocatoria por una sobrecarga muscular.

Koke se une en las bajas a Tiago, Godín y Ansaldi. Simeone apostará por la velocidad de Torres y Griezmann en ataque. Enfrente, el Barcelona, que viene de ganarlo todo desde el tropiezo en Anoeta, ha encontrado su once de gala. En ataque no hay otra opción para Luis Enrique que formar con su trío de gala: Messi, Luis Suárez y Neymar.