Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto Liga Endesa

Las lesiones no dan tregua

Todos los jugadores a excepción de Paulí han sufrido dolencias este curso - Newley, con un esguince de tobillo, es el último en sumarse - Pese a todo, el Granca sigue progresando

El Gran Canaria visita la base militar General Alemán Ramírez.

El Gran Canaria visita la base militar General Alemán Ramírez. LP/DLP

Las lesiones se ceban con el Herbalife Gran Canaria. El cuerpo médico del club no ha parado de trabajar durante toda la temporada. Dos intervenciones quirúrquicas, recaídas en lesiones musculares, tratamientos especiales en Madrid, esguinces de tobillo, molestias en articulaciones que no impiden jugar pero condicionan el rendimiento... al equipo de Aíto García Reneses le ha pasado de todo en este curso. Y, pese a ello, ha mantenido la compostura en su ritmo de victorias, con posición de Playoff en la Liga Endesa y clasificación para octavos de final de la Eurocup casi garantizada.

Brad Newley ha sido el último en sumarse a la lista de bajas. El australiano era, junto con Paulí, el único que apenas había tenido molestias durante la temporada. Sin embargo, sufre un esguince de tobillo que le tendrá entre dos y tres semanas de baja, por lo que llegará en óptimas condiciones a la Copa del Rey.

También tiene el tobillo inflamado Txemi Urtasun, que lleva ya dos semanas en la enfermería. El navarro se perderá también el duelo de esta sábado (19.00 horas) ante el Rio Nauta Monbus en Santiago pero todo apunta a que estará, o bien el próximo miércoles en el Gran Canaria Arena frente al Sassari en Eurocup, o bien el domingo 8 de febrero en Vitoria contra el Laboral Kutxa. No es el primer esguince de tobillo que ha padecido este curso Txemi Urtasun, pues en octubre ya estuvo dos semanas noqueado por la misma dolencia.

Tanto el navarro como Newley tienen compañía en la lista de bajas con Fabio Santana, que se operó en enero de una luxación meniscal. El suyo fue uno de los golpes más duros en este curso ya que el base grancanario estaba completando su mejor actuación en el choque del 3 de diciembre frente al Dijon de Eurocup. En aquel encuentro fue titular, estaba dando espectáculo al Gran Canaria Arena y aportó 8 puntos hasta que una mala caída le dejó fuera para toda la temporada.

Noviembre, mes fatídico

El otro jugador que ha pasado por el quirófano esta temporada ha sido Ian O'Leary. El ala-pívot californiano, una pieza clave y siempre fiable en la rotación de Aíto García Reneses, sufrió una fractura en el seno frontal el 9 de noviembre ante el Laboral Kutxa, lo que le hizo perderse un mes de competición. Además, cuando volvió tuvo que jugar con una máscara, como ya hiciera el año pasado, en el que se rompió el hueso maxilar superior derecho y el hueso malar. Le han partido la cara en dos ocasiones en el año y medio que lleva en la Isla.

Otro de los jugadores maltratados por las lesiones este curso ha sido DaJuan Summers. El estadounidense, que ha generado dudas por su rendimiento, ha sufrido dos roturas fibrilares en el gemelo. La primera se produjo el 4 de noviembre y forzó su recuperación debido a que en ese momento las lesiones se acumulaban en la pintura. Y como consecuencia de ello estuvo varias semanas más parado.

El pívot, ya recuperado del todo, volvió a jugar a mediados de diciembre y en el último partido del año, en Murcia, sufrió una nueva rotura fibrilar. Así, ya regresó a la pista el pasado domingo ante el Real Madrid y el miércoles frente el Banvit, en los que apenas jugó 16 minutos entre ambos encuentros. Ahora, con las nuevas ausencias en la rotación tendrá que ir sumando minutos para ganar confianza.

Las lesiones más continuadas han afectado a Fabio Santana, Txemi Urtasun, Brad Newley, Ian O'Leary y DaJuan Summers. Pero el resto, a excepción de Oriol Paulí, no se salvan de molestias varias. En algunos casos los jugadores han seguido jugando con dolor por necesidades del guión y el exigente calendario de esta temporada -dos partidos por semana-. Y en otros han tenido que descansar algún partido ya sin nada en juego, como los últimos de la primera fase de la Eurocup, o porque el dolor les resultaba insoportable.

Calendario cargado

De estos casos el más delicado ha sido el de Tomás Bellas. El capitán del Herbalife ha tenido que tratarse en dos ocasiones de la rodilla entre diciembre y principios de enero. El jugador sufría un quiste sinovial del hueco poplíteo de la rodilla derecha y se le ha sometido a dos punciones ecoguiadas en Madrid. La primera fue el 15 de diciembre y la segunda dos semanas más tarde. Y ambas le tuvieron entre dos y tres días en reposo, aunque finalmente no se perdió partidos importantes.

Y otro que estuvo con molestias fue Levon Kendall. El canadiense, allá por el mes de noviembre, sufrió una bursitis en el codo que le obligó a estar entre algodones durante varias semanas y se perdió dos encuentros de la Liga Endesa. Además, jugó varios partidos con una protección. Lo mismo le ocurrió a Walter Tavares en la muñeca, también en ese mismo mes, que fue el que más quebraderos de cabeza dio al Herbalife. Sin embargo, el caboverdiano solo se ha perdido un partido en este curso, y fue el último de la Eurocup ante el ASVEL Lyon por un proceso gripal.

Eulis Báez también se perdió dos partidos de la competición continental, pero en su caso uno de ellos fue cuando el liderato aún no estaba cerrado. Sufría unas molestias en la rodilla que en el duelo de la sexta jornada en Italia ante el Cantu se hicieron insoportables. En mayo del 2014, en la recta final de la temporada pasada, sufrió una distención del ligamento colateral interno de la rodilla izquierda, lo que no le impidió jugar el Playoff, pero la carga de partidos en este curso provocó que esos dolores volvieran, también, en noviembre. Sin embargo, lo ha jugado todo en Liga Endesa.

Albert Oliver y Kyle Kuric han sido los únicos que lo han jugado todo esta temporada, tanto los encuentros de la Liga Endesa como los de Eurocup. Pero los dos exteriores del Herbalife no se han salvado de la plaga y han tenido que jugar varios encuentros con molestias. El base catalán se perdió algún entrenamiento a comienzos de enero por una bursitis traumática en el hombro izquierdo. Mientras, el escolta padeció un golpe en el abductor en el encuentro de la séptima jornada de la primera fase de la Eurocup ante el Ostende, también en noviembre. Eso le hizo retirarse de ese encuentro tras disputar solo seis minutos y perderse varios entrenamientos, pero finalmente llegó a tiempo al duelo de ese fin de semana ante el Gipuzkoa.

Dos debuts y un fichaje

Todo este carrusel de lesiones ha provocado que en los 32 partidos que ha disputado el Herbalife Gran Canaria en este curso hayan participado 15 jugadores diferentes. Dos de ellos son canteranos que han debutado este curso con el primer equipo amarillo: Joaquín Portugués y Mouhamed Barro.

Además, Aíto García Reneses dio confianza en Eurocup a Fabio Santana -que ya había debutado la temporada pasada- hasta que éste se lesionó. Su ausencia provocó no solo el debut de Joaquín Portugués sino también el regreso del grancanario Óscar Alvarado. Por último, el pívot senegalés Mouhamed Barro ha tenido protagonismo cuando se han juntado las ausencias en el juego interior.

Compartir el artículo

stats