El Leganés volvió a encontrar en casa el consuelo para sus malos resultados fuera y se impuso por 2-0 al Llagostera en un duelo que sirvió para que el público descubriera a Chuli, uno de los refuerzos invernales.