Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A los pies de Karim Benzema

El francés, siempre valorado por Florentino Pérez y Ancelotti, entusiasma ahora al madridismo

Benzema, felicitado por el grancanario Jesé, saluda a la grada tras el 4-1.

Benzema, felicitado por el grancanario Jesé, saluda a la grada tras el 4-1. EFE

"Marcar goles está bien, pero lo importante es el juego". Karim Benzema defendió así su visión del fútbol después de anotar un gol decisivo para el Madrid en la visita al Ludogorets búlgaro, en la Liga de Campeones, esta temporada. Podría haberlo hecho también el sábado, tras conectar un remate teledirigido a la escuadra de la portería de la Real Sociedad. Golazo para el mundo del fútbol. Un trámite para su autor que, como siempre, se quitó importancia: "Cuando tiré no sabía si iba a entrar, pero ya vi que iba bien dirigido".

El jugadón de Getafe, cuando bailó sobre la línea de fondo para que Cristiano Ronaldo engordase su estadística, y el 4-1 a la Real Sociedad han vuelto a poner en órbita la figura de Benzema. El francés se lo toma con la misma tranquilidad que enlos malos momentos, cuando de la grada del Bernabéu brotan pitos o entrenadores como Mourinho lo comparaban con un gato o con un conejo. Su sucesor en el banquillo madridista, Carlo Ancelotti, tiene otro concepto de Benzema. "Karim no tiene presión por marcar goles", recalca el técnico italiano, que valora todo lo que ofrece el francés al juego ofensivo del Madrid. También marca bastantes goles, aunque no vengan acompañados de celebraciones extravagantes ni declaraciones fuera de tono. Con el doblete del sábado, Benzema superó a Fernando Hierro en la tabla de goleadores históricos del Madrid y lo celebró con una foto con el ayudante de Ancelotti en el vestuario, acompañada de este texto: "Orgulloso de haber pasado a una leyenda".

Benzema, con 27 años, también está entre los mejores goleadores de la historia del Madrid en la Copa de Europa. Ha marcado 29 goles con la camiseta blanca en su competición fetiche, con un promedio que le sitúa solamente por detrás de Cristiano Ronaldo, Puskas y Gento. Mejora incluso la frecuencia anotadora de Raúl, que hasta hace un par de meses era el líder de la clasificación histórica con 71 goles. Su importancia para el equipo es tan grande que Ancelotti optó por alinearlo en la final de Lisboa frente al Atlético de Madrid pese a llegar mermado por una lesión. Si alguien creyó en Benzema desde el primer momento fue Florentino Pérez, que estrenó su segundo mandato implicándose personalmente en su fichaje en el verano de 2009, por 35 millones de euros. Con 21 años, Karim se alejó por primera vez de Lyon, la ciudad donde había nacido y criado, en uno de los suburbios más conflictivos, el barrio de Bron-Terraillon. Además del fútbol, a Benzema le entusiasmaba lo mismo que a sus colegas de la pandilla: el rap y los coches potentes.

Compartir el artículo

stats