Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presentación en gris

Fernando Alonso, con problemas eléctricos en el propulsor, sólo logra dar seis vueltas con el McLaren-Honda en la primera jornada de entrenamientos de Jerez

Presentación en gris

Presentación en gris

Desde McLaren ya habían advertido con insistencia de que esta temporada no pueden esperarse resultados a corto plazo. Y razones no les faltan. Todo es nuevo este año en la escudería de Woking, que estrena chasis (el MP4-30), motor (Honda) y líder (Fernando Alonso) con el objetivo de volver a lo más alto del Circo. Conjuntar tantas piezas requerirá un largo proceso. Y no precisamente fácil. Ayer, en los primeros entrenamientos oficiales de la temporada, quedó claro que el McLaren-Honda de Fernando Alonso está aún en periodo de pruebas.

El gris domina en McLaren y gris fue ayer su puesta en escena. Problemas de potencia en el propulsor Honda, problemas en el fondo de juventud en el motor, impideron al asturiano dar más de media docena de vueltas al circuito de Jerez, y sólo una de ellas cronometrada. La bandera verde para dar el inicio a la sesión, para dar inicion a la temporada, se bajó a las 9 de la mañana pero el asturiano no salió del garaje de McLaren hasta pasadas las 10.30 horas. En los tres primeros intentos no llegó a completar el giro completo al circuito regresando al garaje del equipo para, a la cuarta, establecer el que sería su único crono válido del día en 1:40.738; lejos, muy lejos del de sus competidores, aunque eso en realidad sea, ahora, lo de menos.

Tiene por delante tres jornadas más de trabajo McLaren en Jerez para ir ensamblando piezas, ajustando detalles, descubriendo y eliminando fallos. Trabajo, en definitiva, de pretemporada. Hoy y el miércoles el turno será para Jenson Button, en tanto el asturiano repetirá mañana. No caben urgencias, pero tampoco complacencia... Necesitan más kilómetros y menos horas en el garaje.

Por lo demás, la sesión no hacía sino confirmar el tremendo potencial de Mercedes, que con el alemán Nico Rosberg al volante completaba nada menos que 157 vueltas, casi tres grandes premios completos, y un mejor giro en 1:23.106 que sólo lograban mejorar el sueco Marcos Ericsson con el Sauber y el alemán Sebastian Vettel en su estreno como piloto de Ferrari. Esfuerzo notable el que realizaron los del Cavallino por dejar un buen sabor de boca en la presentación de Vettel, que realizó varias tandas cortas hasta que logró ponerse al frente de la tabla.

El madrileño Carlos Sainz también se presentó con su nuevo Toro Rosso, con el que completó 46 vueltas superando únicamente el tiempo de Alonso. Para hoy se espera que Lotus se sume también al trabajo.

Compartir el artículo

stats