El jugador Jonathan Viera, de la Unión Deportiva Las Palmas, líder de la Liga Adelante, ha manifestado este martes que la posesión de balón será la clave del partido que jugarán el próximo domingo ante el CD Lugo en el estadio Ángel Carro, en la vigésima cuarta jornada del campeonato. El mediapunta grancanario ha reconocido que el conjunto gallego "se hace muy fuerte en su campo" y siempre "quiere la pelota", pero los amarillos también intentarán imponer su fútbol, por lo que ambos discutirán la posesión para intentar sumar los tres puntos.

Viera, incorporado en el mercado de invierno, ha admitido este martes que estuvo "nervioso" en su vuelta al estadio de Gran Canaria, el pasado sábado ante el RCD Mallorca (2-1), y que se encontró "más tranquilo" cuando también formó parte del once inicial una semana antes frente al Llagostera, en Palamós. "Tuve un poco de ansiedad y me pesó un poco en la primera parte", ha revelado el futbolista, quien también reconoce que le falta "chispa para desbordar" porque lleva "mucho tiempo sin competir", pero augura que "en una o dos semanas" estará "a tope". Con respecto al equipo, ha apuntado que en el vestuario están "muy ilusionados" porque van primeros y están "muy fuertes y compitiendo muy bien", pero avisa de que resta "mucho trabajo por hacer" y destaca que, pese a ir líderes, lo más importante es "sacarle ventaja al tercer clasificado".

El jugador cedido por el Standard de Lieja belga hasta el próximo 30 de junio atendió a los periodistas tras el primer entrenamiento del equipo isleño, este martes, para preparar la visita al conjunto lucense, el próximo domingo por la mañana. El entrenador catalán Paco Herrera ha tenido a su disposición a toda la plantilla, a excepción de los lesionados Aythami Artiles y Tana, aunque tampoco podrá contar con Ángel López, quien cumplirá en Galicia el penúltimo de los cinco partidos con los que fue sancionado tras su expulsión ante el Real Zaragoza.