Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto Liga Endesa

"Me encantaría volver pero sólo si hay interés real; no de rebote"

Un viaje para volver con fuerzas. IMAGEN CEDIDA POR XAVI REY

Después de muchos meses parado y tras ser intervenido en su pie lesionado, ¿cómo ha pasado este periplo y en qué momento se encuentra ahora?

Bueno, al principio pasé varios meses de mucha incertidumbre. Me dolía el pie pero los médicos no sabían decirme exactamente qué tenía. Luego, el médico de Barcelona me dijo que tenía que operarme y la cosa se encaminó, porque pude dirigirme hacia un objetivo. La operación salió perfecta aunque el postoperatorio fue complicado. Tuve problemas con la anestesia y fue bastante complicado con un mes y medio en el que no pude caminar. Sufrí bastante porque la epidural reaccionó mal en mi cuerpo y me ocasionó muchos mareos. Tuve que estar ingresado unos diez días en lugar de dos y pasé los siguientes 20 con muchos mareos y con vértigo. Fue difícil, pero la incertidumbre inicial fue peor, sobre todo porque no es la primera vez que me pasaba. Pero bueno, desde que pude volver a caminar, hace un mes y medio, ya todo ha ido a mejor. Una vez que empiezas a trabajar todo es más ilusionante. Ahora estoy haciendo todo y me motiva el poder mejorar cada día con un objetivo claro, que consiste en volver a competir esta temporada.

¿Llegó a dudar sobre sí realmente podría volver a jugar?

Sí. Hubo momentos que sí. Hablé con muchos médicos y todos me decían cosas distintas. Algunos me decían que tenía que operarme de una cosa, otros de otra. Veías que no había manera. Pero al final sí que la habido. Al final ha salido todo bien, pero sí que hubo momentos en que pasé miedo y en el que pensé que no podría volver a jugar o, al menos, a buen nivel.

¿Cómo lo superó y con qué lección se queda de todo esto?

He aprendido mucho. Sobre todo a valorar más mi trabajo. Saber que el tiempo pasa deprisa y que tienes que ir con cuidado porque en una carrera no te puedes despistar ni desaprovechar oportunidades porque en cualquier momento se te puede terminar todo. Yo tuve que desconectar del baloncesto para no volverme loco. No podía plantearme objetivos a corto plazo sino estar tranquilo, despejarme y pensar en otras cosas. Decidí irme de viaje por mi cuenta. Me fui a Tailandia, Birmania y Malasia. Tenía que esperar tres meses para ver si la cosa se solucionaba y, de quedarme, me hubiera vuelto loco. Viajando sales de tu realidad y ves que no todo es baloncesto, ni mucho menos. Te das cuenta de que si se acaba esta vida hay otras cosas. Eso me sirvió. Pero también me di cuenta de lo mucho que me gusta el basket. Yo quiero volver a jugar a esto y voy a seguir jugando.

Comenta que quiere jugar esta curso. ¿Cuáles son los plazos?

Voy a empezar a jugar en cuestión de un mes o así. En unos diez días ya estaré entrenando al cien por cien con Carlos Frade y con José María Sánchez que es el que me lleva todo, desde la dieta, al entrenamiento y a todo. Mientras, que Carlos me está llevando la parte más técnica. Hemos acordado que aunque pueda estar al cien por cien en 10 días, vamos a esperar un poco más para estar aún mejor y aprovechar este momento para mejorar cosas que quería y que me hacen falta para ser mejor jugador. Pero lo fundamental es que dentro de dos semanas voy a estar como estaba, pero queremos coger tres o cuatro semanas más para regresar siendo un jugador más completo.

¿Como valora haber encontrado en su camino la ayuda de profesionales de este nivel?

Mucho. José siempre está. Siempre me ha intentado ayudar y lo hace en todos los sentidos. Él fue el que me puso en contacto con Carlos, porque yo no tenía tanta relación con él. Y he encontrado en él un entrenador perfecto para lo que quiero ahora mismo. Con ellos voy a dar un salto de calidad para afrontar esta nueva etapa de mi carrera en la que me quedan años y debo aprovecharlos al máximo.

¿En qué momento considera que vuelve a estar abierto para estudiar nuevas ofertas?

Hombre ya se me han planteado varias cosas, con proyectos de más largo recorrido que de momento no he cogido. Pero, para lo inmediato, quiero volver a jugar. Antes de la Copa era imposible, así que me lo planteo para después.

¿Cuáles son sus prioridades?

No tengo ni idea. Puede que intente jugar fuera de España. Sería una posibilidad bonita para terminar estos meses que quedan de campeonato. Pero bueno, mi prioridad será tener minutos.

Se ha rumoreado mucho la opción del Gran Canaria. ¿Se han puesto en contacto? ¿Es una opción de especial afecto?

Bueno, en primer lugar tengo que decir que me están ayudando y me han facilitado sus instalaciones para entrenar y esto es algo que valoro mucho. Pero más allá de esto no ha habido nada y en esto empieza a influir los tiempos. Obviamente, sería una prioridad máxima. Eso sí, cada vez que pasa el tiempo viene más gente a preguntar. Ya ha habido equipos que me han estado preguntando durante mi proceso de recuperación y eso también se valora. El tema del interés es importante. El Granca me está echando una mano. Yo se lo agradezco y está claro que siempre consideraría una oferta suya, pero también valoraría que fuera cuanto antes, porque la verdad es que voy a tener que decidir en cuestión de días. Si me llega algo bueno, probablemente lo coja.

¿Sería especial para usted?

Sí claro. Me encantaría porque vivo aquí y, por supuesto, estaría muy a gusto quedándome. Pero en el aspecto afectivo... Yo quiero ir a un sitio donde me quieran. Eso es lo primero. Y donde vaya a ser importante y donde haya un interés grande por mí. No quiero acabar en un sitio de rebote aunque sea éste. Gran Canaria es el sitio en el que me gustaría jugar. Eso está claro. Es así, pero si tengo que acabar aquí de rebote, pues igual... ya no me gustaría tanto.

¿Dentro de las ofertas que maneja, hay equipos de la ACB?

De momento, los equipos que se han puesto en contacto conmigo son todos de la ACB. Han preguntado aunque, también es verdad que no hemos profundizado mucho porque yo les he dicho que aún me queda un poco para volver.

¿Cómo ve al Granca?

Empezaron un poco más flojos pero han cogido el ritmo. Entiendo que están yendo al día y están haciéndolo bien. No van sobrados, eso está claro, pero tampoco van mal. Se les está criticando bastante porque hay unas expectativas muy altas pero el equipo realmente no está yendo mal.

¿Y a Edy?

Muy bien. Es de los que mejor veo en el equipo y ha recibido críticas. Yo cuando oigo que alguien critica a Edy me tengo que echar las manos a la cabeza, porque lo que está haciendo es increíble. Edy y Tomás están llevando gran parte del peso del equipo y eso se nota en los números. Edy está jugando muy bien, está teniendo mucha responsabilidad y ha aumentado sus números. Yo cada día lo veo mejor. Para mí, está por encima de todas las expectativas. Además, el rendimiento de Tomás me parece espectacular. No solo está a un nivel increíble sino que es el alma y el todo de este equipo.

¿Qué le parece el cruce de Copa del Rey contra el Joventut?

En teoría es el mejor cruce que les podía tocar, pero hay que tener mucho cuidado porque si el Joventut está donde está es porque es un equipazo. Yo tengo confianza en esta eliminatoria y me recuerda mucho a esa gran experiencia que vivimos todos en Vitoria cuando nos enfrentamos a Bilbao. Es complicado ganar pero lo veo factible. Yo creo sinceramente que va a ganar el Granca.

¿Piensa en ese momento en que vuelva a verse en un cancha con público y en el salto inicial?

Mucho. Y esto me hace volver a la pregunta del Granca. La verdad es que me gustaría volver para tener la oportunidad de despedirme jugando y marcharme de aquí en la cancha y no estando lesionado. Es algo que me da mucha pena. No me gustó marcharme así. Pero me queda mucho baloncesto y si no puedo despedirme ahora, seguro que lo podré hacer más adelante, porque tengo muchísimo cariño a la gente de aquí.

Compartir el artículo

stats