Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto Liga Endesa

Moran, un canarión en la NBA

El mito del Granca se forma en Portland Trail Blazers para iniciar una carrera como entrenador

Moran (c.) y Savané en el vestuario del CID antes de la Copa del 2011. J.C. GUERRA

Jim Moran consagró su carrera deportiva al CB Gran Canaria para erigirse en una leyenda viva del representativo insular e ídolo de la afición. Pero, su camino se interrumpió bruscamente en el verano de 2011 con la negativa de la entidad de sus amores. El alero neoyorquino regresó a su hogar y durante años ha buscado su lugar en el mundo; fuera de las canchas. Hasta ahora. Jimbo no solo tiene un objetivo sino que da pasos de gigante en su camino a los banquillos de la mejor liga del mundo. "Quiere convertirme en entrenador de la NBA", proclama el '20'.

La temporada pasada, coach Moran, inició su andadura en los banquillos como parte del equipo técnico de Maine Red Claws, conjunto de la Liga de Desarrollo vinculado a Boston Celtics. "Ellos estaban buscando un entrenador para trabajar en el crecimiento de sus jugadores y Jay Larrañaga -exjugador del Granca y en el staff técnico de los Celtics- me recomendó para el puesto". El que fuera capitán, ídolo eterno de la afición y el único jugador que ha visto retirado su dorsal por el CB Gran Canaria, comenzaba así, de la mano de otro 'ex' amarillo- su proceso de aprendizaje en el camino hacia los banquillos de la NBA. "Fue una experiencia muy positiva para mí. Tuve la oportunidad de trabajar día a día en el desarrollo técnico y mental de los jugadores y pude enseñarles conceptos del baloncesto que a mí me ayudaron durante mi carrera en Gran Canaria", explica.

Durante las 10 temporadas que el alero de William and Mary defendió el amarillo del Granca, Moran destacó tanto como jugador completo como por su papel esencial al frente del vestuario amarillo, siendo uno de los capitanes del conjunto claretiano. Estos valores de grupo y fundamentos humanos le han servido para destacar en el trabajo técnico y a la hora de sacar el mejor rendimiento de sus pupilos. El mítico dorsal '20' del Granca despuntó desde el principio, según señalaron sus entrenadores al medio digital Examiner.com, ganándose de inmediato al vestuario e influyendo notablemente en los jugadores. El resultado de su trabajo colaboró en el salto de dos nombres, Chris Babb y Chris Wright, a dos franquicias de la NBA, Boston y Wilwauckee Bucks, respectivamente. Además, Frank Gaines, también bajo su tutela, fue reconocido como el jugador que más había mejorado en el NBADL. "Todo mi experiencia profesional como jugador del Granca fue clave en el trabajo que realicé", expone ahora.

Durante este periodo, Moran tuvo la oportunidad de presenciar y participar en entrenamientos de los Celtics como parte del programa de aprendizaje y además formó parte del equipo de ojeadores la franquicia de Boston que preparó el Draft de 2014. Tras esto, Moran recibió una llamada de Portland Trail Blazer para realizar las funciones de ojeador, un paso más cerca de la realidad de la mejor liga del planeta. "Mis responsabilidades consisten en estudiar a nuestros próximos contrincantes y aprender sus sistemas de juego y los movimientos habituales de sus jugadores en la cancha. Después selecciono jugadas y edito vídeos para mostrar a los entrenadores y jugadores. Trabajo muchas horas, tengo que ver muchísimos partidos y aprendo mucho", señala coach Moran que persigue un contrato de larga duración en esta o en otra franquicia. Además, tengo la oportunidad de colarme en los partidos aunque ya no estoy en forma y tanto Freeland como Claver saben que lo único que hago es buscar mi esquinita en el triple", se ríe la leyenda humilde del Granca.

"Me gustaría ser un entrenador de jugadores en la NBA durante unos años para así completar mi formación. Quiero seguir aprendiendo y creciendo para estar preparado para cuando pueda dirigir a mi propio equipo. Con estas experiencias he podido aprender a manejar situaciones distintas en una cancha de baloncesto y estoy disfrutando mucho de esta experiencia. Pero sí, mi objetivo real consiste en verme algún día como primer entrenador en un equipo de la NBA". Palabra de entrenador.

Compartir el artículo

stats