Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La revolución del banquillo

Herrera, por segundo partido seguido, alteró el guión del encuentro con los cambios P Ortuño, Viera y Momo desbordaron sin acierto

Alfredo Ortuño presiona a un defensa del Lugo. EL PROGRESO DE LUGO

La UD estaba muerta. Con el 2-1 del Lugo el equipo amarillo navegaba sin rumbo en el Anxo Carro. Se regodeaba en sus heridas y no hacía nada por arreglarlas. Estaba noqueada y no podía quitarse de la cabeza la manera en la que el rival había remontado el partido. Así, no había atisbo de reacción hasta que en los últimos diez minutos los cambios empezaron a surtir efecto. Como ocurrió la jornada anterior frente al Mallorca, las sustituciones mejoraron mucho a la UD, que generó ocasiones y mereció marcar más de un gol.

Los elegidos fueron los dos refuerzos invernales y el tercer máximo artillero del equipo. Casi nada. El arsenal con el que cuenta la UD es envidiable y eso le permite, si lo sabe utilizar, acabar los partidos con las botas puestas. Y así lo hizo ayer, cuando Herrera, ante semejante depresión, agotó los cambios a 25 minutos para el final del choque. Les costó conectar y alterar el rumbo del encuentro, pero llegaron a tiempo de generar ocasiones suficientes para remontar.

Esta vez Herrera, debido a que tiene dos laterales de vértigo -que ayer no tuvieron su mejor día- mantuvo a los cuatro defensas y Javi Castellano se quedó solo en el centro del campo. Se rompió el equipo para poblar el campo contrario con Culio por la izquierda, Jonathan Viera por el medio, Momo en la derecha y Ortuño con Araujo en punta. Un 4-1-3-2 que se añade a la amplia lista de dibujos tácticos que ha empleado la UD este curso. Y a todos se amolda con facilidad gracias a la inteligencia táctica de unos generales con alma de peones.

El trío de cambios fueron los que tuvieron las ocasiones quitando el foco a Araujo, que fue de más a menos tras una primera mitad en la que no paró de generar pánico en la defensa del Lugo. Ortuño comenzó el arreón tras un pase de Jonathan Viera. El murciano armó el disparo con la mínima pero su remate lo sacó Dani Mallo. Luego el propio Ortuño exhibió otra de sus cualidades con una dejada para Jonathan Viera que el de La Feria mandó al poste derecho de Mallo.

Continuó el propio Ortuño tras una jugada espectacular de Momo, pero al murciano le quedó el balón atrás y su remate de tacón lo sacó la defensa bajo palos. Y ya en el descuento, en un córner botado por Jonathan Viera volvió a rematar Ortuño y una vez más la zaga local desvió en boca de gol tras la salida en falso de Dani Mallo.

Aunque no atinaron como sí ocurrió ante el Mallorca, el plan B de la UD Las Palmas es un lujo. Los dos refuerzos invernales y otras piezas como Momo, Valerón o Guzmán dan a Paco Herrera un abanico de opciones espectacular. El equipo amarillo tiene un fondo de armario que le permite encarar con confianza los momentos en los que el guión de un partido. Una garantía para que el líder corrija el rumbo cuando esté desorientado.

Compartir el artículo

stats