Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo cifrá en 15 millones el retorno económico del torneo

Restan 200 abonos por vender para el lleno en el graderio del Gran Canaria Arena

El Cabildo de Gran Canaria ha cifrado en 15 millones de euros el retorno económico que recibirá la Isla con motivo de la celebración de la Copa del Rey de 2015. Así lo expuso ayer Lucas Bravo de Laguna, responsable del área de Deportes y lo ratificó Gerard Freixa, responsable de eventos de la ACB durante la presentación de la Fan Zone en la Playa de Las Canteras.

"El Cabildo ha cumplido con su responsabilidad para traer este tipo de eventos a la isla, para que la economía de la ciudad y de la isla se vea beneficiada", señaló Bravo de Laguna antes de revelar: "Creemos que va a tener un beneficio para la isla de unos 15 millones de euros. Además de promover el deporte queremos fomentar la economía".

El consejero recordó que tras la firma del convenio para la organización de la Copa, "presentamos unos datos basándonos en los 21 millones de euros de Málaga. Nuestra cifra será inferior por lejanía. Pero hay que tener en cuenta que esperamos la llegada de más de 5.500 personas durante esa semana, entre aficionados, periodistas y ojeadores de todo el Mundo".

Mientras, Gerard Freixa, directiva de la ACB coincidió con los números planteados por el Cabildo. "Honestamente, el consejero ha sido cauto", expuso antes de explicar: "Nosotros nos movemos en un baremo entre 15 y 25 millones de euros y eso nos lo dirá el estudio posterior que realizaremos, en base a la repercusión publicitaria, a través de una valoración externa, y un segundo parámetros sobre la asistencia y el gasto medio".

Por otro lado la ACB y la administración insular anunciaron que solo quedan 200 abonos por vendar para completar el aforo del Gran Canaria Arena. Freixa señaló que el ritmo de venta ha superado las previsiones planteadas inicialmente por la ACB. "Para nosotros es un hito. Estamos muy contentos, porque hemos ocupado ya 9.800 localidades. Ahora solo nos queda animar a que se vendan estas últimos abonos. Por su parte, Lucas Bravo de Laguna añadió al respecto: "La venta de abonos va muy buena. Quedan pocos y creo que se venderán porque los siete partidos valen mucho la pena".

Por último el consejero insistió en el mensaje de ambición que debe mover al club y al equipo de Aíto García Reneses en este torneo. "Como anfitrión, el Gran Canaria aspira a ganar la Copa y se lo vamos a poner muy difícil a todos los rivales", aseguró primero para puntualizar después: "Si no salimos con ese deseo pecaríamos de mediocridad, porque el que no cree en sus posibilidades no la ganará. No digo que vayamos a ganar sino que debemos tener esta mentalidad".

Compartir el artículo

stats