Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Centrocampista de la UD Las Palmas

Roque: "Tenemos que estar por encima de los errores de los árbitros"

"El penalti cambia el partido porque el Lugo se metió de nuevo y quizá nosotros perdimos intensidad", explica el jugador amarillo

El centrocampista de la UD Roque Mesa, durante una sesión de entrenamiento en Barranco Seco. SANTI BLANCO

La jugada del penalti cambia el partido. A partir de ahí, a la UD Las Palmas perdió el control del partido. ¿Tanto afectó?

Sí, quizá nos equivocamos, quizá perdemos la intensidad que mostramos en la primera parte. No fuimos inteligentes o no supimos mantener la calma, porque hasta ese momento el partido estaba bajo control. Tanto por juego como por el marcador. Sí, esa jugada marca un poco todo el encuentro. Pero bueno, son decisiones que toma el árbitro y, aunque sea un error ajeno a nosotros, no queda otra que aceptarlo y analizar en qué podemos mejorar nosotros para lo que resta de temporada. Son jugadas que, aunque no tengan mucha explicación, cambian el duelo. Y por desgracia para nosotros todo varió para peor.

La imagen de la UD, de una parte a otro, cambia mucho. Más allá del penalti, ¿qué explicación hay para una variación así?

Creo que deberíamos haber matado el partido mucho antes. Hicimos buen fútbol, le quitamos a la pelota al Lugo, algo que probablemente nadie había hecho antes en su campo. Fuimos superiores y creo que hicimos una primera mitad muy buena. Incluso generamos ocasiones claras de gol, pero esto es fútbol y a veces la pelota entra y otras veces no. Ellos, en la segunda parte y a raíz del penalti se meten en el partido, dan un paso al frente. Y encima logran marcar el segundo gol de inmediato, algo que nos hizo mucho daño. A partir de ahí ellos se sintieron fuertes, llevaron el encuentro a su terreno y como apunté antes tal vez nos faltó mantener la calma. Luego ya fue muy difícil intentar meterles mano. Ahora hay que pasar página. No nos podemos quedar aquí. Esta semana nos visita el Racing de Santander y eso es lo que nos debe preocupar ahora. Eso y analizar en qué nos equivocamos ante el Lugo. No queda otra que corregir lo que hemos hecho mal, sobre todo en la segunda parte, y seguir para adelante. Queda mucha Liga, los rivales no fallan y no podemos distraernos ni venirnos abajo ante el primer revés.

¿Cree que la actitud de los árbitros con la UD Las Palmas ha cambiado desde el partido contra el Zaragoza?

-Bah... No voy a hablar sobre eso. Esto es fútbol, son partidos diferentes, árbitros distintos. A veces te dan, a veces te quitan. Hay que vivir con eso. Insisto, esto es fútbol. No quiero hablar de los árbitros, sobre si nos han quitado o nos han dado. Hay que estar por encima de eso y no pensar en una mano negra. No queda otra que seguir peleando y trabajar duro. Si nosotros hacemos bien nuestra labor, todo lo demás será secundario.

La de Lugo es la tercera derrota del curso, detalle que no debe empañar la trayectoria del equipo. ¿Cómo está el vestuario?

Con ganas de revancha. El domingo jugamos contra el Racing de Santander, un rival que se juega mucho y que nos va a plantear problemas, como todos los últimos equipos que han pasado por el Estadio de Gran Canaria. Este partido ya se acabó. Hay que revisar las cosas que hicimos mal para que no se repitan y seguir mirando hacia adelante. Quedan muchas cosas bonitas por hacer.

De los últimos 21 puntos en juego, la UD ha sumado 11. ¿El detalle es síntoma de algo?

Hay muchos equipos que se están jugando muchas cosas. Todos los rivales están apretando. Ya lo he dicho varias veces. No va a ser fácil, no va a ser un camino de rosas. Y cada partido será más complicado.

Compartir el artículo

stats