Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol regional y base

Los clubes valoran ir a la huelga por el pulso entre Villar y el Estado

La Federación convoca mañana una asamblea de urgencia

Los clubes valoran ir a la huelga por el pulso entre Villar y el Estado

Los clubes valoran ir a la huelga por el pulso entre Villar y el Estado

La Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas, que preside Antonio Suárez Santana, ha convocado para mañana jueves una asamblea general extraordinaria en la que someterá a la aprobación de sus 120 miembros la paralización de las competiciones de ámbito insular en la jornada de este próximo fin de semana, dispuesta para los días 13, 14 y 15 de febrero. La cita será a las 19.30 horas, en primera convocatoria y media hora después, en segunda.

La convocatoria se realiza en respuesta a la Ley de Regulación Laboral de entidades sin ánimo de lucro, conocida como ley del voluntariado, que obliga a todos los deportistas retribuidos a declarar cualquier ingreso que perciban aun en su condición de amateur.

En las mismas circunstancias se encuentra todo el fútbol español en particular y el deporte base en general, de tal forma que ya han señalado que irán a la huelga este fin de semana, como ya hicieran Asturias o Madrid, las territoriales de Tenerife -donde se suspenden 196 partidos-, País Vasco -que comprende las territoriales de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya-, Cataluña, Cantabria, Melilla, Extremadura, Castilla-La Mancha o Baleares. El fútbol modesto se echa al monte en toda España.

En la Interinsular de Las Palmas la medida de ir a la huelga afectaría a algo más de 500 partidos repartidos entre Gran Canaria (alrededor de 380), Lanzarote (sobre los 80) y Fuerteventura (sobre los 50).

La discordia, que se vive desde hace meses en el territorio nacional, viene dada en relación con la Ley 14/2013 de 27 de septiembre y, más en concreto por lo que se señala en su Disposición Adicional Decimosexta, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, que entró en vigor el pasado día 1 de enero, y que aboga por "regularizar la relación laboral de los trabajadores de clubes y asociaciones deportivas sin ánimo de lucro mediante un contrato a tiempo parcial, en los casos que proceda, con el objetivo de proteger los derechos de los trabajadores -entrenadores, monitores, preparadores físicos u otro personal- que no figuren en alta en la Seguridad Social".

Esta problemática ya la viven desde hace meses diversos clubes en el ámbito del territorio nacional, pero en especial algunos de Cataluña, que han sido víctimas de importantísimas y, en ocasiones, hasta escandalosas sanciones de índole económico por incumplir la normativa vigente en relación con la Seguridad, tal como se hace eco Javier Latorre Martínez en un artículo publicado el pasado mes de agosto en la web de Derecho Deportivo Iusport.com, de la que es subdirector, y que dirige el prestigioso jurista grancanario Antonio Aguiar, y que titulaba El Estudio gubernamental sobre la Seguridad Social en el deporte base.

"Evitar desapariciones"

El presidente de la Interinsular de Las Palmas, Antonio Suárez, señaló ayer en referencia a la problemática: "La junta directiva que presido entiende que de persistir en esta actitud, muchos clubes se verán abocados a su desaparición. Por ello, para informar y tomar una decisión al respecto, se ha convocado, con carácter extraordinario, a los 120 miembros de la Asamblea a esta reunión de mañana con el fin de explicarles una iniciativa que ya se les había adelantado hace meses en un contacto que sostuvimos con ellos".

Suárez Santana añadió: "Además, la propuesta que llevamos a la asamblea general extraordinaria no sólo viene avalada por el acuerdo adoptado en la última reunión de la junta directiva de la RFEF, sino también por acciones iniciadas en el mes de noviembre pasado por la dirección general de Deportes del Gobierno de Canarias, quien nos solicitó a diferentes entes deportivos que firmáramos un documento en el que se pedía a Madrid que no se apliquen las medidas de control por parte de la Seguridad Social, al tiempo que se daban soluciones alternativas para regularizar la situación laboral de aquellos que prestan sus servicios en el fútbol modesto".

Finalmente, el presidente de la Interinsular señala: "Hay que recordar, además, que la propia Federación Canaria de Municipios (Fecam), en una asamblea celebrada en diciembre, efectuó una propuesta en el mismo sentido que el Gobierno de Canarias. En ese documento se menciona que la disposición adicional 16a de la Ley 14/2013 "sería el fin de nuestro deporte" porque pone en riesgo las actividades deportivas y la labor de las entidades que prestan este servicio".

"Confío plenamente en que los miembros de la Asamblea, a través de la información que les vamos a proporcionar, apoyen la propuesta de paralización de las competiciones", concluyó Antonio Suárez.

Compartir el artículo

stats