Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El resfriado de un sello indomable

La UD, con 11 de los últimos 21 puntos en el zurrón, afronta la peor racha de un curso de nota

Sergio Araujo, máximo realizador de la UD, con 13 dianas. QUIQUE CURBELO

La gripe de un sello indomable. La UD de Herrera, flamante líder de la competición de plata, con 47 puntos, colecciona gloria. Deleita con una propuesta de fuego y es el máximo realizador tras 24 jornadas (43 dianas) de la competición. En ese reino de la perfección [el cuadro isleño ha permanecido 18 de las 24 batallas ligueras al frente de la tabla y jamás ha bajado de la cuarta plaza], el latido del ogro amarillo ha perdido una pizca de potencia. De tal manera, que en las últimas siete jornadas -21 puntos en litigio- ha conquistado un botín de 11. Más de un 50%, una media suculenta pero insuficiente en la bautizada como la mejor Segunda de la historia con Girona (47), Sporting de Gijón (47), Valladolid (45) y Betis (45) pisando los talones. Una cacería.

En este paraíso barroco, para un navío con tres depredadores del área como Araujo (13 tantos), Nauzet (7) y Momo (5), sumar 11 de 21 puntos se traduce en la peor dinámica del actual curso liguero. El mejor síntoma de la excelencia. La UD cuenta con solo tres derrotas en su expediente -ante Tenerife (28 de septiembre), Osasuna (21 de diciembre) y Lugo (el pasado domingo). Y desde el segundo bofetón, ante el cuadro navarro en el Estadio de Gran Canaria (1-2), se traza la primera casilla del tablero más diabólico. El desfallecimiento ante los de Urban, en el último partido del 2014, se traduce en el único resultado negativo como local. Luego llegaron dos victorias contundentes ante Barça B (1-2) y Zaragoza (5-3), en la tormenta roja. El árbitro asturiano Piñeiro Crespo expulsó a Nauzet, Ángel López y Culio. Tres rojas que provocaron una sanción de nueve partidos para los amarillos. El tsunami Piñeiro Crespo.

Ausencias y cambio de dibujo

El coste de la épica. El gol de Roque Mesa -con 8 jugadores a un Zaragoza con 11- se convirtió en la bandera de esta generación de furia y talento. La pillería, junto a Hernán para recorrer todo el campo maño triturando rivales, elevó al teldense a los altares. Pasó a la historia como una hazaña insólita. Pero dejó la defensa huérfana de una pieza capital como Ángel López. A este contratiempo cabe recordar la baja por lesión de Aythami Artiles -ya son 5 jornadas sin sus prestaciones de jerarquía y poderío atlético-.

El zaguero de Arguineguín sufrió un esguince en su rodilla izquierda ante el Barça B. Marcelo Silva y David García han tenido que dar un paso al frente para suavizar los daños de la baja médica del sureño -ya recuperado y que podría regresar ante el Racing este domingo en la 25ª jornada (18.00 horas)-.

Del éxtasis a dos empates consecutivos ante Alavés y Llagostera. La UD salvó los muebles en Mendizorroza (1-1) con un gol agónico de Jonathan Viera y en inferioridad -Roque vio la roja-. Fue un duelo áspero, marcado por el juego brusco del conjunto vitoriano. En la 22ª jornada -la primera de la segunda vuelta- en el Municipal de Palamós ante el Llagostera, el viento arruinó la propuesta de seda de Paco Herrera.

Las adversas condiciones climatológicas se aliaron con el modesto cuadro catalán que encontró petróleo ante el ogro amarillo (0-0). Tras dos igualadas, Momo se disfrazó de ángel salvador para liquidar al Mallorca de penalti en el último segundo. Alfredo Ortuño había logrado la igualada. De nuevo, la épica. Un giro de vértigo. Y en el maldito Ángel Carro, tocó descalabro: 2-1.

El acoso del pelotón

En esta fase del campeonato -últimas siete jornadas-, el pelotón perseguidor [salvo el Sporting que ha sumado un punto menos que los amarillos] ha hecho los deberes. Son enemigos insaciables. El Girona ha sido el más efectivo con 17 de los 21 puntos en su zurrón. El Valladolid ha sumado 16 y cabe reseñar los 20 goles logrados. El Betis completa esta relación con 15 puntos [4 victorias y 3 empates].

Las expulsiones (4) y lesiones (Aythami, Hernán y Guzmán) han provocado que Herrera tuviese que recurrir a efectivos inéditos como Dani (debutó en esta edición el 17 de enero), Viera (17 de enero) y Ortuño (25 de enero). Ha sido una travesía contra todos los elementos: 24 tarjetas amarillas y 4 rojas ha visto el líder. Y una llamada de atención. La UD debe recuperar su latido excepcional. Se afronta una liga perfecta, repleta de caviar. Cada desliz supone una terremoto. Una UD de notable alto debe aplicarse por la matrícula de honor. Solo la excelencia tendrá premio. En la 2011/12,el Alcorcón con 73 puntos se quedó fuera del paraíso. Subirán los inmortales. Bienvenidos al infierno.

Compartir el artículo

stats