Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas La gran fiesta del fútbol canario

El aficionado que no habla español

French-Leith, escocés de 29 años y fanático de la UD, estará en este derbi animando en Tribuna

El aficionado que no habla español

El aficionado que no habla español

En algún lugar de Glasgow, entre tanto aficionado blanquiverde del Celtic y azul del Rangers, hay un reducto amarillo. Chris French-Leith, de 29 años, no sabe hablar castellano, pero dentro de él reside el sentimiento de la UD Las Palmas. Desde que vino a Gran Canaria en 2008 a visitar a su hermano mayor, Alex, que vivió y trabajó en Maspalomas durante cinco años, se enamoró del club insular. El idioma no ha sido un obstáculo y este domingo estará en el recinto de Siete Palmas animando a la UD en el derbi. Será el cuarto partido que presencie en vivo.

"Conozco todos los cánticos, los canto de memoria, pero no sé lo que significan", admite entre risas. Casado y con un hijo de dos años, llegó el jueves y estará una semana en Maspalomas de vacaciones. Está tan enamorado de la UD como de la Isla, a la que ha venido al menos una vez al año desde 2008, y ha contagiado ese cariño a su hijo. "Le pongo vídeos de la UD en YouTube y también conoce los cánticos de memoria. Ya sabe español mejor que yo", explica Chris, empleado de una entidad bancaria.

El partido de este domingo le trasladará al que es su mejor recuerdo de la UD. Su estreno en el Gran Canaria fue en la temporada pasada, el 15 de septiembre de 2013, cuando presenció la victoria por 1-0 de la UD contra el Jaén. El segundo fue en marzo de 2014 cuando presenció el 0-0 frente al Lugo. Y el tercero, el que más disfrutó de largo, el derbi ante el Tenerife del gol de Vicente Gómez en el tiempo de descuento.

En la grada en el último derbi

"Estaba en la grada Curva y aficionados que tenía al lado a los que no conocía de nada empezaron a abrazarme como locos. Fue un momento inolvidable", recuerda. Para presenciar ese partido tuvo que tirar de imaginación. Como no puede comprar entradas por internet, se puso en contacto con un aficionado por medio de un grupo de seguidores en Facebook -la Fan Site-. Aunque no le conocía de nada, como los de la Curva, hizo cola para comprarle la entrada y se la pagó cuando quedaron antes del partido. "Los aficionados son fantásticos y muy apasionados, como en Glasgow. Aunque no hable español siempre me ayudan cada vez que contacto con alguien por internet", asegura.

Pero no todo han sido grandes experiencias cuando se ha desplazado a Gran Canaria con la intención de ver a la UD Las Palmas. En 2010 compró los billetes de avión en un fin de semana para el que estaba previsto el encuentro contra el Recreativo. Sin embargo, se equivocó sobre el horario del duelo y cuando llegó a Siete Palmas se encontró con que no había nadie. Y lo mismo le ocurrió en el derbi del curso pasado en Tenerife, cuando el horario -se disputó un miércoles- le perjudicó y se perdió el encuentro.

Ahora no tiene esos problemas. Es el socio 80 de la peña Amarillos por el Mundo, que le permite estar más al día de lo que ocurre en la UD Las Palmas a pesar de la barrera que supone el idioma. Gracias a ellos ahora tiene una bufanda y dos camisetas que le hicieron llegar a Glasgow hace un mes. Una de ellas está firmada por todos los jugadores del primer equipo y la otra tiene detrás sus apellidos y el dorsal 49 con motivo del año de la fundación del club. Y será la que luzca este domingo en un asiento de de la grada Tribuna. "Estar en un partido de la UD Las Palmas es el mejor sentimiento del mundo, la adrenalina que siento es espectacular, no hay nada comparable", asegura Chris.

Sus amigos no le comprenden: "No entienden que publique cosas en Facebook de la UD, a ellos no les interesa la Segunda División. Sólo conocen el Real Madrid y el Barcelona, les extraña. Yo les digo que sus fans son muy apasionados, que son increíbles", comenta. Chris intenta contagiarles e incluso trajo a Gran Canaria a un amigo al UD-Lugo: "El partido no fue muy bonito, pero los dos disfrutamos de la experiencia", explica. Así, su único éxito, de momento, a la hora de enganchar a más gente lo ha tenido con su hijo.

Chris está totalmente convencido de que esta temporada la UD Las Palmas sí va a ascender. La experiencia del 22-J ante el Córdoba la considera fundamental para comprender el rendimiento del equipo en este nuevo curso. Aquel día él se encontraba en Glasgow: "Lo estaba viendo a través de la web de la LFP. Se me rompió el corazón. Los que invadieron el campo lo arruinaron todo, fue frustrante porque el equipo lo había hecho todo bien", se sincera.

"Eso aumentó mi sentimiento por el club, sobre todo por la forma en que la gente reaccionó. Se abonaron muchos más aficionados y el equipo se hizo más fuerte. Es la clave de este año", continúa Chris, que tiene como favoritos a Sergio Araujo, Vicente y Momo. "Lo importante es que el equipo siempre suma puntos, aunque juegue mal. Por supuesto creo que vamos a subir", desea Chris. Si la UD asciende a Primera División, se alegrarán hasta en Escocia.

Compartir el artículo

stats