20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El veredicto de la grada

"Caímos en la trampa del 'Tete"

Los aficionados cuestionan la falta de recursos ofensivos de Herrera para superar el entramado defensivo de Agné

"Caímos en la trampa del 'Tete"

"Caímos en la trampa del 'Tete"

La voz de la grada. Jueces de acero tras el derbi del músculo y la intensidad. Decepción y dolor tras el combate del 1-M. Empate sin brillo para el Ferrari de Herrera. Un sello carente de fantasía. La marea amarilla respondió con la mejor entrada de la temporada [28.032 espectadores] en el primer lleno del curso liguero pero se fue con el corazón herido. Estiran su confianza en el proyecto del técnico catalán, que se mantiene líder de Segunda. Se trata de un desliz pero consideran que hay "margen de mejora". Para los encuestados, los pupilos de Herrera cayeron en las redes de la propuesta brusca de Raúl Agné.

Félix González, empresario, se desmarca de los pretextos. No es hora de excusas. "Estoy triste como la mayoría de la afición amarilla. El equipo no ha estado a la altura. Hay que ser exigentes. Considero que el (1-1) es justo. La UD no ha rematado a un rival mediocre, que respira en la zona baja de la tabla. El Tenerife aportó agresividad y supo desestabilizar a los de Herrera".

Regalar el primer acto

Ruymán Merino, que trabaja en el aeropuerto de Gran Canaria, el cuadro isleño careció de chispa. Fueron arrollados por el empuje y la casta del Tenerife. "Faltó ritmo y sobre todo ideas. Más frescura". Se acuerda del héroe de la pasada temporada Vicente Gómez, que se quedó en el banquillo sin completar un minuto. "Llegada y calidad, Vicente es un jugador diferente. Pero juzgar tras el encuentro es lo fácil. Herrera optó por otros cambios y por ocasiones, la UD mereció llevarse la victoria en el derbi".

Por su parte, Natalia Merino pone el foco en la actuación de Momo, que entró por Jonathan Viera. "Para mí fue el mejor, tenía que haber jugado de inicio". En la línea anterior, critica la arista gris de un pulso que contó con numerosos parones. "Esto es un espectáculo, caímos en las redes del Tenerife".

El estudiante universitario Alexis García, que acudió al derbi con el rostro pintado de amarillo y azul, nombra a Javi Castellano MVP del derbi. "Siempre está en el sitio idóneo, entrega en corto con maestría y dirige el juego con la mirada. Hernán, no solo por el gol, también completó un partido interesante".

Critica la escasa ambición del Tenerife. "Vino a defenderse y a dar patadas; es cierto que no están en una situación óptima en la tabla, pero para salvarse tienes que aportar algo más. Un empate gris".

El duelo de las canteras

El ingeniero de sistemas y seguidor pasional de la UD Cristopher Hernández mira al tendido. El diez va para la grada. "El ambiente ha sido mágico; soberbia respuesta de la afición amarilla. Lo mejor del encuentro. ¿El derbi? Decepción y mucha tensión. Faltó velocidad y el arbitraje resultó nefasto. No supo dirigir ni frenar las acciones bruscas. Esta circunstancia favoreció al Tenerife, que supo leer mejor la situación". Subraya la aparición de Momo como el ángel salvador. "Aportó desborde y peligro".

Un juez de negro como enemigo. Figura diabólica. Alexander Ramos, informático, justifica la decepción en la controvertida actuación del catalán Medié Jiménez. "No impuso el mismo criterio; fue cayendo poco a poco en un pozo de imprecisiones", reseña. Para Juan Cabrera, abonado de Tribuna y bombero, faltó la impronta de líder. Espíritu canchero. "Con Vinny Samways -exjugador de la UD- no hubiésemos empatado; eché en falta más agresividad. Personalidad ante un rival que festejó el punto como un título. Te cobran 40 euros y ves más fútbol en regionales". Tras el bofetón, toca tomar El Molinón. Los fieles del imperio pío pío vuelven a soñar con la gloria. Está en su ADN.

Compartir el artículo

stats